Medicina estética, un sector en auge

A nadie le extraña que la medicina estética sea un sector en auge. Lo cierto es que ha llegado a nuestra sociedad para quedarse, algo que podríamos sospechar. Hace unos años que han comenzado a ponerse de moda esta clase de técnicas en nuestro país y en otros occidentales.

A nadie le extraña que la medicina estética sea un sector en auge. Lo cierto es que ha llegado a nuestra sociedad para quedarse, algo que podríamos sospechar. Hace unos años que han comenzado a ponerse de moda esta clase de técnicas en nuestro país y en otros occidentales. Ahora, su importancia es grande, pues a las personas les encanta mirarse al espejo, como nos comentan los profesionales  de medyglobal.com, expertos distribuidores de tratamientos de eliminación de arrugas.

Razones por las que ha ganado importancia la medicina estética

Se puede decir que dicha actividad está beneficiada por un contexto social que se ha ido implantando. El aumento de la red de redes y el que hayan aparecido muchas redes sociales, ha ido haciendo que le demos mucho valor a nuestro aspecto y se busca que tengamos una imagen cada vez mejor.

Con todo esto que hemos dicho, se busca una ciencia que pueda corregir los pequeños defectos que tiene todo el protagonismo y las papeletas para que crezca.

Un crecimiento progresivo

Ya desde hace unos tres años, la medicina estética podemos decir que facturaba cerca de tres mil millones de euros, solo en nuestro país. Una cantidad importante, sin duda.

Existen noticias de medios tan importantes como Antena 3 que dicen que un cuarenta por ciento de la población de nuestro país, ha acudido a alguna clase de tratamiento de medicina estética.

Se puede decir que al ritmo que vamos, la mitad de las personas habrán pasado por alguna clase de tratamiento, por lo que parece que la sociedad de la imagen ha pasado por implantarse en su totalidad en España. No olvidemos que la medicina estética tiene gran fiabilidad y es de lo más popular.

Esto lo que hace es darnos una serie de indicios que evidencian que las personas jóvenes que utilizan la medicina de carácter estético con mayor frecuencia para la corrección de los defectos de los que antes hablamos.

Todo esto es normal, pues la gente joven es a la que más va a afectar el desarrollo de la sociedad de la imagen de la que hablamos. No es que queramos decir que nuestros mayores no tengan sitio, pues el número de gente mayor que confía en la medicina estética para luchar contra los efectos de la edad es importante.

Ojo, no olvidemos que España está en el quinto puesto mundial respecto al turismo en materia de salud.

Un sector rentable

Cuando hablamos de rentabilidad en el sector de la medicina estética no debemos dudar del crecimiento en cuanto a la cantidad de personas que confían en ella. Hay expertos que han vivido en sus carnes ese aumento del 30% en las visitas, lo que hace que parezca claro que no estamos ante una moda y si a nuevas necesidades que cambian en la sociedad y es evidente que la gente cada vez quiere verse mejor.

Una parte importante de dicho crecimiento es gracias a los pequeños cambios que hay en el objetivo de este tipo de soluciones que tiene la medicina estética.

En el pasado solo se orientaban a mujeres. Ahora vivimos un momento en el cuál el número de hombres que depositan su confianza en la medicina estética es mayor. Hablamos de que el número de personas que ahora pueden precisar de tratamiento eran del 50%, ahora al incorporarse los hombres es del 100%.

Creemos que es algo que nos deja claro que el futuro en este sentido es de lo más positivo. La sociedad vive momentos en los que la imagen es cada vez más importante, además incluso si nos fijamos en el PIB, es cada vez una parte más importante del PIB.

La rentabilidad en los tratamientos de estética

Cuando se habla de la rentabilidad de los tratamientos estéticos pensamos en que son servicios ampliamente demandados, con reducidos costes de realización o duración corta y amplios márgenes de beneficios, además de servicios que sean garantía de resultados por parte de los clientes. Para ello es necesario una serie de sesiones de servicios o de varios que harán que los clientes acudan con frecuencia y gasten mucho más.

Hay negocios que lo que hacen es ofrecer servicios de una demanda más reducida, los cuáles es más complicado que conquisten a los clientes, tanto por el precio como porque hayan pasado a estar solapados por otros más populares o que incluso no tengan ese tirón que se preveía.

Si piensas rediseñar la oferta de tratamientos, vamos a darte una serie de consejos que pueden ser de utilidad a la hora de elegir y descartar de la mejor forma la rentabilidad del negocio.

¿Cómo se averiguan los tratamientos de mayor rentabilidad?

Antes de pensar en la sustitución, eliminación o de hacer acciones para que se potencien los tratamientos que tienen una demanda menor, por otros de mayor popularidad, rentabilidad o moda, es posible el poner la tarifa bajo lupa y así indagar en las estadísticas e informes. De tal forma que vas a poder encontrar información real sobre los índices de venta en cada tratamiento.

Hay que saber cuánto se vende de cada tratamiento, los ingresos que se tratan, los márgenes de beneficios. Cuando se comprueba el nivel de rentabilidad hay que valorar lo siguiente:

Costos de los materiales y productos que se usen.

Costes de utilizar el equipamiento y amortización, tanto si se usa un aparato comprado como alquilado.

Costes de empleo de cada profesional en base al rango y habilidad.

Duración de las sesiones, especialmente al compararlo con otra serie de servicios de duración parecida.

Cantidad de veces que se hace el servicio este mes o de media en los últimos meses.

Lo importante que es el servicio en la carta de servicios o los niveles de especialización.

En base a todo ello, va a ser más sencillo el poder averiguar si es viable cada servicio, hacer una valoración, tomar decisiones y que todo esté apoyado en datos fiables y reales. Todo ello conforme a los resultados que se extraigan del análisis, donde se va a poder mantener los servicios de mayor rentabilidad y poder cambiar lo que menos salida va a tener por otros nuevos que puedan cumplir con los requisitos que puedan atraer a un mayor número de clientes, los cuáles se sientan atraídos por las novedades y los beneficios.

Algunos tratamientos que se incorporan para la mejora de la rentabilidad

Estamos ante un sector de lo más competitivo y que se renueva de forma constante. En este sentido las tendencias lo que hacen es influir de manera total en la demanda de los propios tratamientos.

Vivimos tiempos en que los clientes cada vez tienen más información y quieren obtener unos resultados visibles en cuanto menos tiempo mejor. Por todo ello, cuando se acude a unc entro estético, lo que se buscan son soluciones personalizadas, nuevas y especializadas, de tal forma que mejore el estado de la piel en escasa sesiones.

Para las satisfacciones de la demanda, es necesario que se incorporen en los servicios que se preste tratamientos de moda:

Lo que nunca fallan son los básicos, pero más modernos

Entre estos tratamientos hay que mantener servicios como los de higiene facial, los peelings, la dermoabrasión o los servicios de hidratación. Son unos servicios básicos, con la duración adecuada, dan un margen de beneficio interesante.

Tratamientos preventivos y de rejuvenecimiento facial

Buen ejemplo de todo esto es la denominada mesoterapia facial, con unos cócteles de vitaminas que se adaptan a cada clase de piel y edad, donde los clientes pueden lucir una piel bastante más densa, luminosa e hidratada, sin que haya efectos secundarios.

No olvidemos que vas a tener una serie de tratamientos de relleno con el ácido hialurónico y sus inyecciones, lo que termina por retrasar el que aparezcan arrugas y también la flacidez. De igual forma se pueden combinar los efectos de estos con otra serie de tratamientos como la radiofrecuencia.

Una vez dicho todo esto, parece que no hay dudas del gran potencial que tiene la medicina estética, algo que todo apunta a que incluso va a crecer en los años venideros. Para competir en este sector debe tenerse claro que la innovación es importante, porque constantemente hay novedades que terminan dejando claro que es necesario siempre adaptarse a un panorama cambiante, especialmente en lo que se refiere a nuevas tendencias y técnicas.

Teniendo esto claro, es más probable encontrar soluciones adecuadas a lo que buscan los clientes. Eso sí, hay que hacer un ejercicio de ponerse en lugar del cliente y buscar cuáles son nuestros clientes tipo.

Si te pareció de interés este artículo, te animamos a que compartas este contenido, pues así es como mucha gente que conoces va a poder beneficiarse de las grandes ventajas que tiene el campo de la medicina estética. Incluso gracias a ello es posible que incluso gente que no conozcas se pueda beneficiar de este tipo de información.

Desde aquí te deseamos suerte y una buena elección de centro si eres paciente o la aplicación de algunos de los consejos que te hemos dado si eres propietario de un centro.

Artículos relacionados