Clínicas dentales, un negocio en expansión

Clínicas dentales, un negocio en expansión

Solo hay que echar un vistazo a las principales calles de las ciudades para comprobar que el negocio de las clínicas dentales está en auge. Se trata de un sector que ha sabido capear muy bien la crisis, y sobre todo, la han aprovechado para reinventarse. Ahora bien, está claro que no todo vale. Lo primero que hay que ser es profesional, para tener éxito como por ejemplo en Clínica Dental Olivares, ya que en este sector hay mucho pirata, y si no que se lo digan a los clientes de Vital Dent.

¿De dónde viene este éxito? Las estadísticas dicen que cerca del 80% de la población adulta tiene un problema bucal que requiere tratamiento. Y ya se sabe que como dicen los refranes populares, por la boca entra la enfermedad. De ahí que acudamos a estos sitios por salud, pero también por estética. El ejemplo más claro lo tenemos en los adultos, que cada vez hay más con ortodoncias, y en los blanqueamientos dentales, que cada vez abundan más. Queremos tener los dientes tan blancos como los famosos. Por fin hemos huido de los remedios caseros.

El sector de la ortodoncia del siglo XXI compite con establecimientos a pie de calle y con promociones comerciales que van desde tratamientos gratuitos, descuentos y financiación ventajosa. Para muchos, el fenómeno recuerda al que en su día protagonizaron las ópticas, que evolucionaron de un concepto sanitario puro y duro a establecimientos de complementos de moda. Hay que intentar llegar al cliente a través de atractivas promociones, lo primero es captar su atención, y una vez allí, nos tenemos que encargar de ofrecerle lo mejor.

shutterstock_288277970reducida

A la cabeza de Europa

Afortunadamente el mercado español brilla en Europa. Nuestro país es el cuarto mercado dental de Europa, solo por detrás de Alemania, Italia y Francia, según los últimos datos disponibles, de la Asociación de Depósitos Dentales en Europa (ADDE). De acuerdo con esta investigación, el gasto dental en nuestro país se sitúa en 472 millones de euros, casi cinco veces menos que el alemán y prácticamente la mitad que el italiano y el francés. Porque está claro que hay que verlo como una inversión, no como un gasto. Son muchos los españoles que pese a la crisis, han querido invertir sus euros en arreglarse la boca, porque, entre otras cosas, saben que una buena imagen, es la llave para encontrar un empleo.

Está claro que hoy en día, lo de montar un negocio puede convertirse en una excelente opción para salir de una delicada situación personal. O también como una inversión de futuro. Si eres odontólogo montar una clínica dental puede ser el comienzo al final de los problemas. Estate muy atento a las ayudas, ya que cada Comunidad Autónoma fija las subvenciones sobre todo en cuanto a la implementación de nuevos negocios y si los titulares son jóvenes emprendedores. Ahora bien, siempre hay que darlo una vuelta, porque lo importante no es llegar el primero, sino mantenerse. Echa un vistazo por la red y verás como esto de las clínicas dentales, es un buen invento.