¿Se puede cambiar fácilmente de gestoría?

¿Se puede cambiar fácilmente de gestoría?

office-495808_640

Enero de 2016, nuevo año para todos pero sobre todo para las empresas porque es un nuevo año fiscal y el momento idóneo para plantearte según qué cosas y realizar los cambios necesarios si fuera oportuno.

En mi opinión, es muy positivo realizar un balance a anual de los pros y los contras que tenemos con los proveedores actuales de nuestra empresa porque si queremos cambiar es el momento perfecto para hacerlo.

Obviamente, dependiendo del tipo de negocio que sea, tendremos una cantidad de proveedores u otros pero si hay uno común a la mayoría de empresas es la asesoría o gestoría porque pocas son las empresas, ya sean grandes o pequeñas, que llevan sus propias cuentas y demás trabajos legales y fiscales. En ocasiones, a pesar de estar descontentos con el trato y el servicio recibido por parte de estas empresas, seguimos contando con ellas porque pensamos que cambiar es complicado ya que llevan nuestras cuentas anuales y demás documentos tan importantes y vitales como puede ser la declaración de la renta para una empresa. Sin embargo, cambiar de asesoría fiscal es posible y totalmente factible.

Busca referencias sino conoces ninguna, pregunta a tus conocidos y acepta opiniones de clientes de dichas asesorías y sigue recomendaciones que no ganen nada con ellas, jamás las que reciben algo o forman parte de dichas gestorías. Yo no conozco otras provincias pero os puedo dar el nombre de dos asesorías en Alicante con las que he trabajado que me han dado siempre la seguridad de tener un trabajo bien hecho y de contar con los servicios de verdaderos profesionales: Gestoría Toledano y Asesoría Matías Carrillo. Esas son mis recomendaciones pero los que estén lejos para buscar los servicios de estas asesorías que no se desanimen y que busquen esto precisamente, recomendaciones y opiniones de personas que ya hayan trabajado con esas gestorías y que sean externas a ellas.

Las principales causas por las que solemos querer cambiar suelen ser por falta de servicios, pero hay más. Algunas empresas piensan que están pagando por un servicio que no usa ni necesita y buscan algo más económico que les ofrezca lo básico, otras quieren cambiar porque han visto incrementadas sus facturas, otras porque la gestoría ha cometido demasiados errores con ellos e incluso he escuchado hablar de empresas que tienen que perseguir a sus gestores porque no hay manera de contactar con ellos para resolver sus dudas y se pasan días intentando localizarlos.

Sea como sea, si deseáis cambiar de gestorías, hacedlo siempre en el inicio de los años fiscales porque así os ahorraréis problemas.

Deja una respuesta