Cómo tramitar una licencia de apertura

Cómo tramitar una licencia de apertura

Si quieres iniciar una actividad en un establecimiento, entre algunas de las cosas que necesitarás está una licencia de apertura. Esta no es más que  un documento expedido por el Ayuntamiento el cuál acredita que un local es apto para el desarrollo de una actividad, independiente si se trata de un local comercial o de una oficina.

Este documento es el que demuestra que tu local cumple con la normativa vigente para llevar a cabo la actividad profesional deseada, es decir, que cumple con los aspectos técnicos, medioambientales, higiénicos y urbanísticos, y que está habilitado para que el desarrollo de la actividad sin riesgos de daño.

Este documento lo deben tramitar de forma obligatoria todos aquellos locales comerciales que superen los 300m2, así como todos aquellos que puedan dañar al medio ambiente o al patrimonio histórico, que supongan un riesgo ambiental o que puedan perjudicar la seguridad o la salud públicas. En  caso contrario, la empresa solo deberá realizar una Declaración Responsable.

Tipos de licencia de apertura

Si vas a tramitar una licencia de apertura para tu establecimiento, debes saber que tipo de licencias existen y cómo debes solicitar cada una de ellas.

La normativa considera dos tipos de actividad de acuerdo a si pueden generar riesgos o no, y que por lo tanto deben tramitar la licencia de apertura.

  • Actividades inocuas o no clasificadas. No son tan susceptibles de generar riesgos, molestias significativas, impacto medioambiental (salubridad, higiene), daños a bienes públicos o privados ni riesgo para bienes o personas. Por ejemplo, se consideran actividades inocuas muchos pequeños comercios como tiendas de moda o de productos de alimentación no perecederos, así como pequeñas oficinas para la prestación de servicios diversos.
  • Actividades nocivas o clasificadas. Estas son  las actividades con más riesgo de ser molestas, insalubres, nocivas y/o peligrosas, como en el caso de la hostelería, actividades industriales, determinados comercios y servicios, y que requieren adoptar medidas correctivas sanitarias, de seguridad y/o medioambientales. Incluyendo aquellas que solo se pueden realizar en suelo industrial.

Cabe acotar que las únicas actividades exentas de solicitar y obtener licencia de apertura  son aquellas profesionales, artesanales y artísticas que se realizan en un domicilio, siempre y cuando no exista venta o atención directa al público y no se cause molestias a los vecinos.

El caso de actividad recreativa

Las actividades consideradas de carácter recreativo son un caso particular, y se puede optar por:

  • solicitar licencia
  • o presentar una declaración responsable.

En cualquiera de los dos casos, igual se debe solicitar una licencia de funcionamiento al Ayuntamiento de Madrid una vez realizada la obra.

Registro de declaración responsable

Ya que mencionamos el registro de declaración responsable como parte del proceso para algunas actividades, vale la pena explicar de que se trata este trámite.

La Ordenanza de Actividades Económicas del Ayuntamiento de Madrid dedica el Título I al régimen de declaración responsable. En el artículo 15 indica lo siguiente:

1. La presentación de la declaración responsable facultará al titular de la actividad para la ejecución de las obras y el ejercicio de la actividad declarada en su escrito.

2. Los efectos de la declaración responsable se producirán desde el día en que la misma tenga entrada en el Registro del Ayuntamiento de Madrid siempre que la actuación se encuentre dentro del ámbito de aplicación de la declaración responsable y vaya acompañada de la documentación y requisitos exigidos en los artículos 16 y 17, sin perjuicio de las facultades de comprobación, control e inspección que correspondan.

Y para presentarla correctamente se debe conocer:

  • Los requisitos necesarios, que puede consultar en el decálogo para la presentación de una declaración responsable para actividades económicas.
  • La documentación esencial que debe acompañar a una declaración responsable.
  • Las actuaciones que están excluidas de este régimen de declaración responsable.

Requisitos para solicitar una licencia de apertura

Muchas de las actividades en trámite de solicitud de apertura, primero necesitan de modificaciones en el local, además de la expedición de permisos especiales, como por ejemplo, licencias de obras; sobre todo si se trata de las consideradas como actividades calificadas.

Además, también se debe considerar que hay actividades que requieren de la supervisión de un técnico, o un profesional que acredite la adecuación de las infraestructuras. Por lo mismo, antes de solicitar la licencia de actividad, debemos pedir un informe técnico a un profesional para que evalúe el local y nos indique qué aspectos debemos mejorar o modificar para que califique como apto.

Esto es crucial en especial para los establecimientos que se dedican a actividades clasificadas, las cuales es muy probable que necesiten de un plan técnico mucho más elaborado, en el que se incluya diferentes aspectos.

Por otro lado, siempre suele haber una serie de cambios que deberemos hacer en un local para poder obtener la licencia de apertura o actividad, algunos de los más comunes son:

  • Insonorización: obligatoria en locales de ocio y aquellos en los que se use maquinaria que pueda generar contaminación acústica. Para ello, primero se debe realizar un estudio de impacto acústico que demuestre que no se superan los niveles de ruido permitidos.
  • Refrigeración: requisito para todos aquellos locales en los que se almacene productos cuyo mantenimiento requiere de bajas temperaturas.
  • Control y liberación de gases: imprescindible en locales donde se tratan productos que generan contaminación odorífera, o que su inhalación pueda afectar a la salud.
  • Cumplimiento de la normativa de incendios: la cual, a su vez, debe venir acompañada de una buena prevención de riesgos laborales, en la cual se incluya la necesidad de contar con una señalización y alumbrado de emergencias.

¿Cómo solicitar una licencia de apertura?

Prada Ingenieros, profesionales expertos en licencias de apertura y registro de declaración responsable, nos explican el procedimiento para tramitar una licencia de apertura para una actividad de cualquier tipo.

Lo primero que hay que hacer es entregar una serie de documentos al Organismo Municipal de tramitación de licencias urbanísticas correspondiente a la localidad en el que se ubicará nuestro local.

Los documentos a entregar variarán dependiendo de lo que exija el propio Ayuntamiento, así como del tipo de actividad que se va a desarrollar.

Además de asegurarte de recopilar toda la información que te soliciten, también deberás:

  • Elaborar un informe técnico de licencia de apertura
  • Cumplimentar con la supervisión y certificación del proyecto por el Colegio Oficial
  • Cancelar las tasas en el banco o el Ayuntamiento para proceder a evaluar la situación
  • Presentar la declaración responsable firmada por el propietario del establecimiento
  • Entregar la solicitud de licencia de apertura, el proyecto técnico y la expedición del resguardo de abono de las tasas municipales
  • Visitar del técnico del Ayuntamiento, con el objetivo de comprobar que el local cumple las condiciones para su posterior apertura

Coste de licencia de apertura y actividad

El coste de licencia de apertura y actividad suelen variar depende de la localización del local y la actividad a desarrollar; sin embargo,  generalmente se consideran dos gastos comunes para todos los proyectos.

Por un lado, se debe considerar el coste del proyecto técnico, que incluye la supervisión y evaluación de parte de un profesional. Y por otro lado, sumar las tasas del Ayuntamiento, que varían en función de la localización, el tamaño del local y el tipo de actividad.