Tecnología odontológica: Fundamental para el crecimiento del negocio

Tecnología odontológica: Fundamental para el crecimiento del negocio

La mejor forma de hacer que un negocio tenga más probabilidades de éxito, es que cuente con la mejor tecnología dentro de sus recursos. Esto porque garantiza la optimización de procesos y hace mucho más atractivo para potenciales clientes. En el caso de la atención odontológica, contar con tecnología es fundamental para el crecimiento y el éxito de una clínica dental.

Cuando hablamos de tecnología, no nos referimos únicamente a la maquinaria que tenga que ser utilizada para la atención de un paciente, sino que nos referimos a todo lo que engloba la era digital y cómo esto es fundamental para hacer crecer un negocio como lo son las clínicas dentales, lo que no solamente será positivo para el aspecto económico, sino para el beneficio y la captación de pacientes.

Para ello, el equipo de la Clínica Dental La Chicuela, nos habla sobre la importancia de la tecnología dentro del sector odontológico y cómo sacarle el mejor provecho, tanto a nivel empresarial, como para el beneficio de la salud bucal de los pacientes

Tecnología para hacer crecer el negocio

Aplicar tecnología en un negocio no debe ser entendido como un fin, sino como un medio para poder llegar a los objetivos de las empresas. La tecnología bien aplicada ayuda a las empresas, en este caso en particular al sector odontológico, a ser más competitivas e incrementar su capacidad de atención, agilizar los procesos, la operación del negocio y mejorar la toma de decisiones.

La tecnología va desde la implementación de correo electrónico, creación de páginas web, sistemas de administración, equipos electrónicos, redes sociales, así como la maquinaria necesaria que ayuda a realizar diagnósticos de patologías dentales. En este último punto, es importante destacar que el uso de las tecnologías permite a los profesionales sustituir procesos manuales que consumen tiempo y energía, que se ven disminuidos al utilizar mecanismos modernos, con la reducción de procesos manuales, se puede dedicar más tiempo a la planificación del tratamiento, lo que sin duda es fundamental no solo para el odontólogo, sino para el paciente.

Para muchos la palabra ‘tecnología‘ puede sonar como algo costoso, pero hacer uso de ella es una manera de ahorrar dinero, debido a que contribuye a la disminución de costos, evita procesos manuales y generan mayor productividad

¿Cómo beneficia a una clínica dental el uso de las tecnologías?

El uso de la tecnología en el campo de la odontología permite diseñar tratamientos totalmente personalizados gracias a la total certeza de los diagnósticos emitidos. La revisión visual y la experiencia de un dentista profesional es imprescindible, pero no es igual de efectiva sin la tecnología de por medio.

Las radiografías fueron el comienzo de un diagnóstico preciso, pero gracias a los avances tecnológicos. son capaces de generar imágenes realistas en tres dimensiones de la boca del paciente. En cuanto al tratamiento, la tecnología actual permite personalizarlo para cada paciente. Por ejemplo, contar con un laboratorio propio en una clínica dental, permite crear implantes únicos para cada paciente, ortodoncias, sin tener que depender de un laboratorio externo, lo que significa menor tiempo de espera. Gracias a este proceso, la efectividad de los tratamientos es mucho mayor, y los resultados incuestionables y garantizados.

Entre las ventajas que le proporciona el uso de las tecnologías a una clínica dental se encuentran las siguientes:

  • Exactitud y precisión: Diagnósticos y tratamientos mucho más exactos y precisos. El hecho de tenerlos todos en formato digital ayuda al montaje del historial del paciente de una forma mucho más completa.
  • Rapidez: Gracias a los medios y técnicas tecnológicas, se consigue agilizar el diagnóstico, la planificación y ejecución del tratamiento.
  • Seguridad: El paciente recibe los tratamientos de una forma menos invasiva e indolora, en un plazo de tiempo más corto. Someterse a una operación quirúrgica resulta mucho menos agresivo. Incluso el instrumental empleado, el mobiliario de la clínica y el diseño de los espacios están pensados para que la experiencia del paciente sea lo más óptima posible.
  • Comodidad y confort: Permite enfrentar los tratamientos de una forma mucho más segura, porque ya desde la fase de diagnóstico se cuenta con datos exactos y fiables, haciendo que los márgenes de error sean prácticamente inexistentes. Evitando así que el paciente se sienta incómodo y ayudándolo a superar el miedo al dentista.

Redes sociales como herramienta para el crecimiento de una clínica dental

Una buena forma de utilizar las tecnologías y la era digital a favor del crecimiento de una clínica dental, es tomar las redes sociales y la Internet como una herramienta de comunicación, pues atrás quedaron los días en los que se necesitaba revisar el periódico para conseguir una clínica dental, hoy en día todo lo tenemos a la distancia de un clic, por lo que usarlas nuestro favor, es fundamental si queremos llegar a más personas y captar futuros pacientes.

Para ello, debemos seguir algunos consejos:

  • Definir el público objetivo: El público objetivo es aquel sector de la población al que van dirigidos tus servicios. En el caso de una clínica dental dependerá, entre otras cosas, de tu localización. Si está en una zona residencial seguramente muchos de tus pacientes sean niños y es a ellos a quienes más deberás dirigir tus promociones. Lo mismo aplica si se trata de una zona empresarial. En cualquier caso tu eres el más indicado para ver cuál es tu clientela mayoritaria o a cuál te gustaría atraer.
  • Ser miembro activo de la comunidad: Por muchos avances que experimenta el marketing, una de las formas más efectivas para publicitarse sigue siendo lo que podría llamarse el marketing local, que no consiste más que en alcanzar notoriedad participando activamente en las actividades de la zona, haciendo así que los miembros de esa comunidad confíen en el equipo humano y que sientan cómodos a su alrededor.
  • Crear una web: Hace tiempo que las webs dejaron de ser un capricho para convertirse en una necesidad real. No es una exageración cuando se dice que la mayoría de los que están buscando dentistas, lo están haciendo a través de Internet. Si no te encuentran allí, simplemente elegirán otra clínica, por lo que tener un portal web es necesario para llegar a más personas y no solamente a quienes hacen vida en las inmediaciones de la clínica. Lo primordial es contar con una página atractiva, funcional y eficiente que permita comunicar los servicios, beneficios y promociones de la clínica dental. La página debe ser adaptable a cualquier dispositivo móvil, expandible y optimizada para buscadores.
  • Aportar valor en Internet: Por aportar valor en Internet nos referimos a ser útiles a los internautas. Una forma de ser útiles es abrir un blog con consejos de higiene dental. Las redes sociales como Instagram, Facebook y Twitter, son una plataforma de referencia que puede ayudar a atraer a nuevos pacientes ya que se han convertido en un canal de comunicación entre el odontólogo y sus pacientes, y desde ellas se puede responder a las personas que tengan dudas sobre salud dental, así como también a aquellas que necesiten atención de emergencia.

Ningún tipo de negocio puede prescindir hoy día del marketing digital, los resultados estadísticos a nivel mundial, muestran que el éxito de una empresa o marca de cualquier sector está íntimamente relacionado con la creación, desarrollo, ejecución y progreso de su plan de marketing en medios digitales.

En este caso en particular, la meta es lograr resultados para una clínica dental que desee hacer crecer su negocio o comenzarlo, aplicar todas estas técnicas y métodos, le permiten acercarse más al potencial paciente, de una forma sencilla y cómoda para él, lo que generará buenos resultados para la clínica.

Todas estas herramientas están al alcance de los dentistas como individuos y también como miembros de una clínica dental, y su uso siguiendo las recomendaciones y sabiendo sacarle el mejor provecho, supone una mayor presencia y captación en Internet de pacientes. Todo esto sin implicar un enorme gasto, por lo que es muy accesible.

En el mundo digital el objetivo es conseguir el prestigio de nuestra marca en Iy crear una comunidad, estableciendo relaciones de confianza, lo que se traducirá en el mundo real en la captación de pacientes/clientes en mayor proporción.

Es indiscutible que las tecnologías son fundamentales para cualquier tipo de negocio en la actualidad, sin importar el rubro al que se dedique, pero sobre todo en la salud. Teniendo esto en mente, en el caso de la odontología, el uso de las tecnologías va más allá del trabajo a realizar directamente con el paciente, o de la relación de él con el odontólogo a la hora de la atención, sino que también influye en cómo lo captamos y cómo hacemos que confíe en nuestra clínica dental.

Si queremos crecer y no solamente hacer más rentable una clínica dental, sino que queremos ofrecer la mejor calidad, el mejor tratamiento y las mejores condiciones para solventar los problemas de los pacientes, la forma ideal de hacerlo es contando con el mejor personal y con la mejor tecnología.