Los españoles confiamos en el pago por domiciliación

Los españoles confiamos en el pago por domiciliación

Hoy en día, existen muchos y variados métodos de pago adaptados a las diferentes necesidades de cada persona y que por suerte van evolucionando. Yo lo veía incluso en mi comunidad de vecinos, donde cada mes el presidente pasaba por la noche por los pisos para cobrar los recibos hasta hace apenas dos meses, en que pusimos toda la gestión de la comunidad en manos de MBR Administradores y ahora estos profesionales nos han domiciliado los pagos para no tener que estar pendientes de esta visita ni de tener dinero el casa. Pues bien, hoy vamos a ver cuál es la forma de pago preferida de los españoles, así como la del resto de países de nuestro entorno.

Según el estudio “Así pagas, así eres”, que sirve para conocer las preferencias de pago de los españoles y de algunos de sus compatriotas europeos como Alemania, Francia y Reino Unido, en general, los habitantes de los cuatro países analizados confían más en la domiciliación bancaria como forma de pago que en las tarjetas de crédito o débito.

Por países, en España, el 31% declara sentirse muy cómodo utilizando como método de pago la domiciliación, mientras que solo un 10% afirma lo contrario. En lo que se refiere al uso de tarjetas, la confianza que generan no es tan amplia entre los españoles. Solo el 22% afirma sentirse muy seguro utilizando la tarjeta de crédito, el 23% en el caso de las de débito.

En Reino Unido, el 32% de los ingleses asegura sentirse muy cómodo realizando sus pagos a través de la domiciliación. En el caso de las tarjetas de débito y crédito, su uso solo genera confianza plena al 25% y al 20% de los ingleses respectivamente. Por otro lado, casi un tercio de los franceses (29%) declara confiar completamente en la domiciliación bancaria. Sin embargo, el pago con la tarjeta de crédito no es una opción tan popular en Francia, ya que solo al 8% de franceses les inspira confianza utilizarla como método de pago. Por último, en Alemania casi 2 de cada 10 aseguran tener plena confianza en este sistema de pago. Y al igual que ocurre en Francia, la tarjeta de crédito no es una de las formas de pago que generen más seguridad y solo el 11% de los alemanes se siente muy cómodo utilizándola.

Entre las razones que justifican la preferencia por la domiciliación bancaria frente a las tarjetas se encuentran la comodidad y el ahorro de tiempo que supone, al realizarse todo de forma automática. Y es que domiciliar un recibo resulta sencillo, solo es necesario indicar a quién debemos abonar una determinada cantidad de dinero y elegir cuándo queremos hacerlo.

Navarros y castellanoleoneses, los que más usan la domiciliación bancaria

En España, el uso de la domiciliación bancaria para el pago de los recibos está muy extendido y, en general, es más común que el uso de las tarjetas. Navarra, con un 44%, y Castilla y León, con 40%, son las comunidades autónomas donde existe mayor confianza en el uso de la domiciliación a la hora realizar algún pago recurrente. En el lado opuesto se sitúan Cantabria y Asturias, donde sólo un 8% y un 18%, respectivamente, confían en esta forma de pago. En la Comunidad de Madrid, el 31% de los madrileños declara sentirse muy cómodo domiciliando sus pagos, un porcentaje superior a la confianza que genera el pago con tarjeta de débito o de crédito, que se sitúa en el 27% y 23%, respectivamente.

¿Cuál es el valor de los pagos que se domicilian?

Según este estudio, las diferencias que existen por países en cuanto a los métodos de pago también se trasladan a otros aspectos, como el importe medio domiciliado o el sector destinatario de esos pagos. Por ejemplo, Francia es el país donde el importe medio domiciliado es más elevado con casi 150 euros mensuales. Los franceses utilizan esta forma de pago en mayor medida para el pago de servicios relacionados con la decoración, la jardinería o la lavandería. En segundo lugar, casi con el mismo importe medio domiciliado se sitúan Reino Unido y España, con 112 y 109 euros, respectivamente. El importe medio más alto que pagan los británicos mediante domiciliación está relacionado con el crowdfunding, siendo el único país de los analizados que destina dinero a la financiación colectiva. A continuación, se sitúa el pago de alquileres o hipotecas y viajes.

En el caso de España, de todos los servicios que pueden pagarse mediante domiciliación bancaria, los relacionados con bienes inmuebles como es el pago del alquiler o la hipoteca (358 euros), asociaciones (250 euros), y servicios financieros como asesores o gestores (223 euros) son los de mayor importe. Cabe destacar que nuestro país es el que posee el importe medio domiciliado más elevado destinado al pago de cuotas de asociaciones. En el lado opuesto se sitúan los pagos relacionados con el deporte y la educación con apenas un valor medio de 51 euros.

En el lado contrario se sitúa Alemania, que apenas supera los 70 euros mensuales de media en el importe domiciliado. Por sectores, los alemanes son los que pagan un importe más elevado mediante domiciliación bancaria en lo que se refiere a los servicios sanitarios. La principal razón se debe a que en ese país, que cuenta con uno de los mejores sistemas sanitarios del mundo, la afiliación al seguro es obligatoria, siendo la cuota proporcional al sueldo bruto mensual del trabajador.

Los centros deportivos, principales destinatarios de los pagos domiciliados

El mayor destinatario de esos pagos también varía en función de la nacionalidad aunque todos los países sitúan a las cuotas de centros deportivos como principal receptor de los recibos domiciliados.

En nuestro país, el sector de comida y bebida es el segundo mayor destinatario de los pagos domiciliados. Por el contrario, en Reino Unido, el mayor número de transacciones tienen como destino el pago de servicios, asociaciones y viajes.

El inmobiliario es el sector al que destinan la mayor parte de los pagos domiciliados los alemanes y franceses.

Devolución y errores en el cobro de facturas

La devolución de un recibo por estar disconforme con el importe, cargar en la cuenta recibos indebidos o con un valor superior al acordado suele ser más habitual de lo que pensamos cuando se habla de domiciliación bancaria, pero ¿realmente existen diferencias entre países en estos casos? Pues sí.

España tiene la tasa de devolución de recibos más alta de los países analizados, con un 1,35%, seguida de Alemania, con un 0,84%, y Francia, con un 0,46%. Reino Unido es el país donde menos devoluciones de recibos se producen, con apenas un 0,11%.

En cuanto a la tasa de error, España tiene la más alta, con un 6,2%. En lado opuesto, vuelve a situarse Reino Unido, con un porcentaje que apenas supera el 2%.