Una nueva caldera para nuestro restaurante

Una nueva caldera para nuestro restaurante

Montar un nuevo negocio siempre es laborioso y más cuando lo haces sobre unas instalaciones que han estado abandonadas desde el año 1999. Teníamos pues que ponernos rápidamente manos a la obra y casi hemos estado 6 meses liados entre papeleos y reformas.

Un caso curioso nos pasó con la caldera, que tardamos más de lo pensado en instalarla. En este tema tuvimos que depositar nuestra confianza en un técnico que nos recomendó airumlogistic.com, una empresa qué, según él, ofrecía de las mejores calderas en el mercado.

Airum Logistic, tecnología eficaz

La verdad es que hemos visto como habían realizado un trabajo perfecto en otras áreas del restaurante y para nosotros era de alta confianza. Contactamos con Airum Logistic y desde el primer momento vimos cómo nos asesoraban de forma conveniente en lo que necesitábamos, una caldera que hiciese su labor de forma efectiva y que fuera de gran calidad para no tener que estar cada dos por tres con averías o problemas varios.

Optamos por una caldera NUAIR vertical, que permite almacenar el aire y una capacidad que va desde los 100 hasta los 3.000 litros.  Hace ya unos meses de su instalación y de momento funciona a las mil maravillas. El restaurante tiene especialidad en comida uruguaya y argentina. La mezcla de la buena carne que tenemos en Castilla y León, unido al buen saber de nuestros cocineros de Montevideo y Buenos Aires ha hecho que en poco tiempo hayamos tomado cierta fama en Valladolid.

Está claro que en una ciudad que tiene fama de comerse bien es complicado al principio establecerse, pero desde el primer momento hemos vendido este restaurante como una fusión entre el estilo de estos dos países y el español.

Buscamos dar un servicio en el que cualquier comensal que venga a nuestro restaurante pueda sentirse y disfrutar de una magnífica comida como si estuviese en Uruguay o Argentina, pero con carne de su tierra. Afortunadamente, el nivel es tan bueno en esta zona de España, que casi no echamos de menos la carne argentina.

Esto, junto a una decoración temática de calidad, son los responsables de estar comenzando a tener un público fiel que nos visita, tanto para comer a diario como en las típicas comidas o cenas de fin de semana.

Con todo esto, es esencial tener unas instalaciones donde prime la calidad y que no nos fallen, pues de hacerlo nos pueden suponer un gran contratiempo. Este tema es de especial importancia cuando estás en las primeras fases de un negocio.

Además de Internet, en las ciudades de tamaño mediano o pequeño, el boca a boca corre rápido, tanto para bien como para mal. Esto hace que sea importante que el servicio en las instalaciones sea modélico y desde luego que al final el público termina agradeciendo el trabajo duro.

Una vez que cuidas todo esto ves como el negocio sube para arriba y puedes ir haciendo modificaciones sobre una base estable. Nadie dijo que fuera a ser fácil, por lo que sabemos que la relajación no cabe en el mundo empresarial.

shutterstock_142322101reducida