Cómo se gestiona la logística para Pymes

Cómo se gestiona la logística para Pymes

Cuando se tiene una empresa de reducido tamaño, entre las cosas que suelen dar más problemas, se encuentra el apartado de la logística. La logística en una pyme es complicada, porque por lo general hablamos de volúmenes pequeños si se comparan con las grandes empresas, además de que es un aspecto bastante importante cuando se habla del éxito empresarial en los negocios.

Entre los problemas principales que suelen afrontar las pymes cuando se quiere afrontar el aspecto a nivel logístico, es la poca capacidad para negociar con la que cuentan. Está claro que clientes importantes como Amazon o El Corte Inglés cuentan con más poder a la hora de entablar una negociación con los proveedores a la hora de rebajar los precios, puesto que siendo volúmenes más grandes de pedido, a ellos les puede compensar. El caso es que las pymes tienen economías de escala contra ellos.

¿Qué tiene que hacer la pyme para mejorar su logística?

Lo que podemos hacer desde una pyme desde que se crea en el aspecto puramente logístico es afrontar la planificación. Ella es la que hace posible la reducción de costos y maximización de los recursos a la hora de poder sacar todo el partido que podamos sobre ellos. Por este motivo, si nuestra pyme abre otra sede, tendrá que estudiar a nivel estratégicamente al mejor sitio para proceder a su apertura, siempre desde el punto de vista meramente logístico.

Lo cierto es que muchas veces se comete el error por parte de las pymes en cuanto a logística de abrir tiendas en sitios en los que se puede vender bien, pero que son complicados de abastecer desde el punto de vista logístico.

No debemos olvidar que los almacenes pequeños, terminan provocando en no pocas ocasiones que haya pocos suministros. Esta es sin duda, una de las acciones que podemos hacer cualquier pyme desde el punto de vista logístico. En el caso de estudiar el mercado, así como los precios y los costes, puede ser de gran interés para saber por donde podemos expandirnos.

Puede ocurrir que tengamos más vista en un país que en otro de nuestro producto, pero no nos va a servir de nada de no pensar en aspectos logísticos, costes, trámites y precios. No es igual vender mucho de un producto en China que está lejos que en Portugal, claro está.

El aliado mayor de las pymes es la tecnología

Utilizar la tecnología es una útil herramienta cuando está siendo usada por las pymes. Hace posible la optimización de los espacios para el almacenaje y los desplazamientos de los envíos. Cuando se usa la tecnología, se consigue más por menos y todo va a ir con mayor rapidez uy será más económico, por todo ello, lo mejor es actualizarse debidamente.

Las alianzas estratégicas con otra clase de pymes que sean complementarias o parecidas a la que tengas, es posible que sea una buena forma de ahorro en costes. Hay que pensar que para una pyme, cuando se analiza el aspecto logístico, entre sus prioridades absolutas está la reducción de costes al máximo.

Cuando se logra asociarse con otras empresas, es posible compartir envíos, paquetes, portes, etc. Al final todos salen ganando, siempre que no sea una empresa que pertenezca a la competencia.

La automatización

Al hablar de ella no hay que confundirse, pues no es como tal sinónima de utilizar tecnología, pero esta si que va aparejada. En el caso de que se logren automatizar los pedidos, se generarán las facturas y la organización de los mismos almacenes. Se pueden ahorrar mucho dinero en sueldos y muchas horas de trabajo pueden llegar a tener más utilidad en otro tipo de funciones. Existe la posibilidad de robotizar y automatizar los procesos a nivel de logística de una pyme y esto es importante para todos.

En las empresas no hay que descuidar ningún aspecto y Servicolor Iberia, desde su papel de empresa de referencia en el sector del envase y el embalaje, cree que las pymes deben cuidar realmente la elección de sus proveedores. No siempre es cuestión de lo que se gasta, también es importante que la calidad esté al nivel esperado y eso es algo que no se puede dejar al azar.

Está claro que la importancia de la logística no tiene fronteras y en este sentido hay que pensar siempre en que la organización es fundamental para que la empresa en pleno siglo XXI sea realmente eficiente y donde la competitividad sea la norma para poder luchar de igual a igual y llegar al tan esperado éxito empresarial.