Cómo elegir un guardamuebles: 13 factores clave a considerar antes

Hay varias razones por las que puedes optar por alquilar una unidad de almacenamiento, trastero vigilado o guardamuebles, para algunas o todas tus pertenencias. Bajo circunstancias específicas, un espacio de almacenamiento adicional puede ser un salvavidas, especialmente cuando te encuentras en medio de un período de transición como una mudanza, por ejemplo.

Hay varias razones por las que puedes optar por alquilar una unidad de almacenamiento, trastero vigilado o guardamuebles, para algunas o todas tus pertenencias. Bajo circunstancias específicas, un espacio de almacenamiento adicional puede ser un salvavidas, especialmente cuando te encuentras en medio de un período de transición como una mudanza, por ejemplo.

Una vez que hayas tomado la decisión informada de alquilar un guardamuebles por un período de tiempo específico, el siguiente paso lógico es elegir primero un guardamuebles y luego elegir un tamaño de unidad de almacenamiento que sea adecuado para ti.

Este artículo te ayudará a tomar todas las decisiones correctas relacionadas con la elección de un guardamuebles para tus necesidades. Ten en cuenta que, aunque el almacenamiento puede ser un gran activo para ti durante la reubicación impredecible entre dos hogares, también puede llegar a ser una carga financiera con una serie de riesgos y peligros potenciales.

Entonces, ¿cómo elegir un guardamuebles sin poner en peligro tus posesiones valiosas o perder tus ahorros en el proceso?

Lo que debes saber antes de elegir un guardamuebles

Naturalmente, es bueno tener un espacio de almacenamiento adicional no muy lejos de tu hogar, seguro y de fácil acceso cuando lo necesites: algunas instalaciones de almacenamiento ofrecen un acceso 24/7 para sus clientes. Es como tener la habitación extra que siempre has querido por una tarifa mensual fija.

Esto es lo que necesitas saber antes de decidirte a alquilar un guardamuebles cuando te mudes a un nuevo hogar.

1. Precio: ¿puedes permitírtelo?

Haz los cálculos antes de entusiasmarte demasiado por tener más espacio de almacenamiento a tu disposición. El proceso de mudanza es bastante costoso y debes tener mucho cuidado de no sobrecargar tu presupuesto a menos que sea absolutamente necesario. No importa cómo lo mires, el guardamuebles es solo otro gasto relacionado con la mudanza por el cual se te facturará mensualmente hasta que saques tus cosas de la unidad de almacenamiento.

¿Cuánto cuesta alquilar un trastero?

El precio exacto del alquiler dependerá de varios factores externos, como la capacidad del guardamuebles, los servicios incluidos, el seguro, el tiempo de alquiler o la distancia que tenga de la ciudad, así como de las tarifas de cada compañía.

Tal y cómo indican los profesionales de Git Doc, de media cuesta unos 10 euros el metro cuadrado.

2. Ubicación cercana o lejana

Como regla general, las instalaciones de guardamuebles en las ciudades más grandes tienden a ser más caras que sus contrapartes en áreas más rurales. Sin embargo, la gran pregunta que deberás hacerte es con qué frecuencia tienes la intención de acceder a los artículos que deseas almacenar en el almacén.

Si planeas hacer viajes frecuentes a tus cosas, entonces elegir una instalación de guardamuebles que esté relativamente lejos de tu hogar, resultará ser una mala idea debido a la mayor cantidad de tiempo que pasarás en la carretera. No olvidemos el dinero que pagarás por el combustible que, poco a poco, puede inflar la factura mensual más de lo que quieres y puedes pagar. El factor de desgaste de tu propio vehículo tampoco debe descartarse.

Por contra, si no vas a ir a tu guardamuebles frecuentemente, elegir uno alejado que sea más económica, podrá ser una buena idea.

3. Tipo de acceso: ¿24/7 o limitado?

No tendrás que ser un experto en almacenamiento para adivinar que las instalaciones de almacenamiento a las que se puede acceder las 24 horas del día, los 7 días de la semana, suelen ser más caras. Del mismo modo, las instalaciones de almacenamiento con un acceso estándar entre semana o incluso acceso a pedido deberían tener un precio más razonable.

En última instancia, todo se reduce a lo importante que es la accesibilidad de la unidad de almacenamiento para ti: ¿existe la posibilidad de que necesites tus artículos almacenados en medio de la noche? Si el horario comercial de la instalación de almacenamiento se adapta a tu propio horario, entonces deberías estar conforme incluso sin acceso las 24 horas. De cualquier manera, evalúa tus necesidades antes de ir y elige una buena unidad de guardamuebles para ti.

4. Nivel de seguridad

Además del precio, el nivel de seguridad ofrecido por la instalación de guardamuebles es el factor más esencial a buscar. Solo necesitas saber que tus artículos estarán seguros, después de todo, eso es lo que estás pagando, ¿no? En la mayoría de los casos, vale la pena pagar un precio mayor a cambio de un excelente nivel de protección para tus cosas.

Estas son las características básicas de seguridad que debes buscar:

  • Valla. No hace falta decir que toda la instalación de almacenamiento debe estar completamente cercada con una cerca o valla de alta calidad.
  • Puerta de acceso. La puerta de acceso debe ser moderna y debe proporcionar un alto nivel de seguridad para todo el complejo. ¿Hay un guardia presente en la puerta? Si no, ¿hay un teclado de seguridad que solo dejará pasar a personas autorizadas?
  • Sistema de vigilancia. Las mejores instalaciones de guardamuebles están equipadas con un moderno sistema de vigilancia que monitorea todas las actividades en lugares clave alrededor del complejo. Asegúrate de pedirle a la compañía de la unidad de guardamuebles que te dé más detalles sobre su red de vigilancia.
  • Seguro. ¿Los artículos que almacenes estarán asegurados de alguna manera? Cualquier cosa puede suceder: robo, incendio, catástrofe natural, etc., por lo que debes conocer el tipo de cobertura que obtienes. La falta de un seguro adecuado es siempre una mala señal.

5. Estado del edificio

¿Cuál es la primera impresión que tienes cuando miras los edificios dentro de la instalación de guardamuebles? ¿Están en una buen estado de forma general, bastante nuevos y sin ningún daño estructural notable?

El óxido es un signo de negligencia y posibles problemas de fugas de agua, por lo que no debe ser visible en ningún lugar dentro y alrededor del edificio.

Tampoco deben haber agujeros, independientemente de su tamaño, ya que podrían ser un signo de infestación.

Con todo, todos los edificios dentro de la instalación de almacenamiento deben verse en buenas condiciones.

6. Limpieza y orden

La limpieza es un factor crucial a la hora de elegir un guardamuebles.

¿Cómo te parecen las instalaciones en términos de limpieza? ¿Puedes ver basura tirada por ahí o cualquier suciedad en el propio edificio?

Las primeras impresiones importan en este caso, por lo que si ves con tus propios ojos que todo el complejo de guardamuebles no se mantiene bien, entonces esa puede ser una razón para buscar otro. Las mejores empresas de guardamuebles harán todo lo posible para mantener sus respectivas instalaciones en buen estado.

7. Plazas de aparcamiento

¿Nota suficientes espacios de estacionamiento alrededor del complejo de guardamuebles, y especialmente los que están directamente en frente de las unidades de almacenamiento? Si no lo hace, eso podría ser un problema para ti cuando necesites acceder a tus elementos almacenados en el futuro.

8. Iluminación

Además, ¿hay suficiente iluminación alrededor de todas las instalaciones que proporcione una buena visibilidad en todo momento? Recuerda que también necesitarás suficiente luz dentro de tu guardamuebles alquilado.

9. Nivel de ocupación

¿Has notado demasiadas celdas de almacenamiento desocupadas? Si es así, eso podría ser una señal de que algo anda mal con la instalación de guardamuebles: si el complejo de guardamuebles ofreciera condiciones de almacenamiento asequibles y excelentes para sus clientes, ¿por qué la mayoría de las unidades de almacenamiento estarían vacías? Por supuesto, tu misión es averiguar exactamente eso.

10. Personal / administrador de la propiedad

Aunque no suele estar en la parte superior de la lista de factores esenciales a buscar, el servicio al cliente es importante. El personal del guardamuebles debe ser competente, respetuoso y amigable. Un buen administrador es una gran ventaja porque los problemas inesperados pueden aparecer de la nada y debe haber alguien que sepa cómo lidiar con ellos.

11. Condiciones del guardamuebles

Pide ver tu futuro guardamuebles en persona antes de aceptar alquilarlo.

Primero, echa un vistazo a la puerta de la unidad de almacenamiento: debe ser fuerte y segura con una cerradura segura. Además, debe cerrarse herméticamente e idealmente, equipado con un sello impermeable para mantener alejado el agua.

El interior de la unidad debe estar 100% seco sin absolutamente ningún signo de humedad. Un sistema de ventilación debe estar presente, si no, entonces debe haber espacios adecuados en la parte superior para que el aire pueda circular y evitar la formación de moho.

12. Cantidad y dimensiones de los elementos que se almacenarán

Por supuesto, el tamaño de la unidad de almacenamiento dependerá de la cantidad y el tamaño de las cosas que planeas colocar en el guardamuebles.

Primero, haz un inventario detallado de esas pertenencias y luego reserva las que necesitarás tener acceso con más frecuencia.

El siguiente paso es tratar de averiguar el tamaño total del embalaje colectivo de todas las cosas que entrarán en el guardamuebles: para el almacenamiento a largo plazo, deja más espacio para la circulación de aire.

Finalmente, compara tus cálculos de espacio con los tamaños de unidades disponibles.

13. Tamaños estándar de los guardamuebles

Finalmente, analizarás los tamaños estándar de los guardamuebles, los disponibles y los que generalmente pueden encajar con tus necesidades. Estas medidas suelen ser:

  • 2,5 metros cuadrados: del tamaño de un pequeño armario casero, apto para guardar cajas, ropa, muebles pequeños, juguetes para niños y otros artículos personales pequeños.
  • 4,5 metros cuadrados: bueno para guardar cajas, ropa y una mejor variedad de muebles como sillas, un sofá, un colchón e incluso una cómoda.
  • 7 metros cuadrados: al ser un poco más grande que el anterior, puede caber aproximadamente la misma cantidad de artículos para el hogar, además de tal vez un poco más de cajas y artículos personales.
  • 9 metros cuadrados: puede adaptarse a la mayoría o, a veces, a todo el contenido de un apartamento de una habitación, incluidas cajas de cartón, muebles e incluso algunos de los principales electrodomésticos.
  • 14 metros cuadrados: puede adaptarse al contenido de una casa de 2 dormitorios, incluidas todas las cajas, muebles y electrodomésticos.
  • 18,5 metros cuadrados: permitirá adaptarse a todo el contenido de una casa de 3 dormitorios.

Los espacios de almacenamiento más grandes (unidades de 30 y 40 m2) a veces también están disponibles, pero son más adecuados para clientes comerciales y necesidades de almacenamiento comercial.

Ten en cuenta que incluso puedes almacenar un vehículo motorizado dentro de esas dos últimos guardamuebles.

Artículos relacionados