Preferentes: una estafa que pretende arrasar con pequeños negocios

Preferentes: una estafa que pretende arrasar con pequeños negocios

La estafa de las preferentes en España se ha convertido en uno de los mayores escándalos que ha tenido que sufrir el país en los últimos años. Miles y miles de personas vieron como sus ahorros, los ahorros de toda una vida, desaparecían como consecuencia de, más que de una lamentable gestión, de una auténtica traición por parte de su entidad financiera.

Algún tiempo después de este despropósito y de que los damnificados  hayan protestado de forma enérgica y continuada, muchos de ellos siguen sin conseguir que se les devuelva ni siquiera un euro de su dinero, lo que no les ha permitido tener la capacidad económica suficiente como para poder desarrollar sus vidas con la normalidad que debería. Y no es justo.

Martín, el jefe del restaurante en el que yo trabajaba como camarero, fue una de aquellas personas que fueron víctimas de la estafa. Había invertido en aquellas acciones tan prometedoras confiando en la buena fe de su entidad bancaria y en su asesoramiento. Después, con todos sus ahorros perdidos, se encontraba al borde de la quiebra personal y también empresarial, ya que buena parte de los beneficios del restaurante estaban, a su vez, invertidos en preferentes. Su situación, de la noche a la mañana, se había convertido en dramática.

Yo le recomendé a Martín que luchara sin cesar, que no estaba todo perdido y que podría levantarse y recuperar su dinero si confiaba en la ayuda de los mejores abogados, profesionales que le ayudaran a interponer una demanda contra su entidad bancaria, analizar sus posibilidades de victoria y trabajar en esas opciones para que un juez les diera la razón y ordenara que se le reembolsara el dinero. Él me decía que le costaba volver a confiar en la gente pero, a pesar de ello, conseguí convencerle para que lo hiciera y para que luchara por recuperar lo que era suyo: su dinero, el capital para su negocio. Su ilusión, a fin de cuentas.

Martín comenzó a buscar por Internet un gabinete serio, con profesionales que tuvieran experiencia en el tema y que tuvieran un índice de éxito aceptable. Uno de sus amigos, al que también habían estafado con las preferentes, le recomendó que contactara con Durán&Durán Abogados a través de la página web www.participacionespreferentes.net  para abordar el caso y estudiar qué posibilidades tenía para presentarlo ante un juez y que le diera la razón.

La mejor de las victorias

Martín se puso en manos de aquellos abogados y de esta decisión no se arrepentirá en su vida. Después de entregar la documentación pertinente y de ofrecerles todos los detalles posibles, comenzaron a trazar una hoja de ruta para conseguir llevar el caso a los tribunales con garantías de éxito. Los ahorros y el negocio de mi jefe estaban en juego y también lo estaba mi puesto de trabajo.

Aunque los abogados de la entidad bancaria trataron de justificar la labor de su cliente argumentando que éstos no sabían que el precio de aquellas acciones podía bajar como realmente lo hizo, desde Durán&Durán Abogados se consiguió desmantelar sus argumentos, depositar la culpabilidad de lo ocurrido sobre los hombros del banco y, por ende, conseguir que el juez finalmente dictara en favor de Martín, ordenara el reembolso de la cantidad invertida en preferentes por mi jefe y dictara que las costas del proceso también corrieran a cargo del banco. Se hacía justicia.

En la actualidad, Martín ha podido recuperar esa capacidad económica que creía perdida y el restaurante sigue funcionando con normalidad. Allí seguimos haciendo nuestro trabajo, sirviendo a los clientes y, en su caso, también gestionando todos los recursos de los que disponíamos. Y es que las preferentes, directa o indirectamente, han ocasionado el cierre de negocios y la pérdida de empleos.

Muchos casos quedan aún sin resolver. Siguen siendo miles de personas las que no saben cómo combatir contra los ideólogos de una estafa que se ha llevado por delante millones de euros ajenos, pertenecientes a gente honrada que ha pasado todo tipo de calamidades para labrarse un futuro, un mañana. Por eso, si no sabes defenderte, cuenta con el mejor gabinete de abogados de España.