Si tu negocio es una piscina, no dejes que nadie se cuele este verano

Si tu negocio es una piscina, no dejes que nadie se cuele este verano

Hoy quiero contaros la historia personal del negocio que regentaban mis padres en una pequeña localidad del norte de Madrid, con unos problemas que quizás sean comunes a algunas de vuestras de empresas y con la solución que nosotros pusimos para que aquello no se volviese a repetir, por si tenéis la suerte de poder aplicarla y beneficiaros de esta buena idea que surgió en mi casa. El caso es que mis padres construyeron unas pequeñas instalaciones deportivas que aunque a lo largo del año no tenían mucha actividad, durante el verano se llenaban de gente debido a que contaban con una de las pocas piscinas de la localidad y todo el mundo quería ir allí a refrescarse. Pero casi se puede decir que todo el mundo de forma literal hasta que instalamos los tornos de Gestigym.

Durante el invierno la verdad es que era muy sencillo controlar las personas que pasaban. Nosotros recibíamos las reservas y los pagos de las pistas de tenis y pádel y casi todo era muy familiar, ya que pocas personas acudían. De hecho, el bar de la piscina ni siquiera lo teníamos abierto durante estas fechas para no tener que contratar a un camarero para tan poca gente. No obstante, en verano acudían muchas más personas, y siempre se colaban algunas de ellas. Probamos a dar unas entradas que imprimimos pero siempre alguno se saltaba el control con excusas del tipo que ya había entrado antes pero que había salido un momento para ir al coche porque se había olvidado la toalla y cosas así. La imaginación de los pícaros parece que no tiene límite conocido cuando quieren practicar un deporte tan sano como la natación o simplemente divertirse con los amigos pero sin pagar un duro.

El caso es que un día nos reunimos todos en casa y decidimos que teníamos que poner una solución a esto, porque esta gente que se colaba generaba gastos, como era limpiar más a menudo los vestuarios, pero apenas dejaba más dinero que el del bar de la piscina, si es que consumían allí y no se traían la bebida o la comida de sus casas. Fue así como decidimos contratar los servicios de la empresa de control de accesos Gestigym e instalar uno de sus tornos en la puerta del recinto de la piscina. Desde entonces no hemos vuelto a tener ningún problema con los gorrones que no quieren pagar por usar unos servicios que sí generan gastos.

Los tornos de Gestigym

En GestiGym cuentan con una gran variedad de productos para el control de accesos para gimnasios e instalaciones deportivas. Todos sus productos son compatibles con su software GestiGym 2016 para la gestión de gimnasios e instalaciones deportivas.

El control de accesos para gimnasio es necesario para tener un control total de la instalación. Por seguridad, es adecuado conocer qué usuarios entran o salen y permitirles o negarles el acceso en función del estado en el que se encuentren. Dependiendo del tipo de gimnasio o centro deportivo deberemos utilizar un control de accesos para gimnasios u otro, ya que no todos tienen el mismo volumen de usuarios.