Ventajas e inconvenientes del aire acondicionado

Ventajas e inconvenientes del aire acondicionado

Con la llegada de la primavera estamos empezando a sufrir los primeros calores de rigor. De hecho, esta Semana Santa fue una de las más calurosas de los últimos años, algo que animó a muchas familias españolas a salir durante unos días hacia los lugares de playa, que estaba la mar de concurridos. Pues bien, durante este tiempo es una de las mejores etapas del año para plantearse la instalación de equipos de aire acondicionado en los hogares. Ponerlos antes del verano hace que paguemos un poco menos, ya que es temporada baja, y además no tendremos que apuntarnos a la lista de espera para la instalación, ya que la gente suele aguardar hasta sentir calor para verse en la necesidad de ponerlo. En Eco-Cima tienen aparatos a muy buen precio y es una gran opción si estamos decididos a hacer este tipo de instalación.

Entre las diferentes marcas que te ofrecen desde Eco-Cima o Eficiencia Bioclimática, te garantizan lo mejor del aire puro, silencioso y eficiente, con el mejor sistema de purificación de aire, protección de salud y un bajo nivel sonoro. Además, realizan toda la instalación de aire acondicionado en Madrid sin sorpresas en el presupuesto.

Para mantener un lugar climatizado y cómodo, los aparatos de aire acondicionado que te ofrecen tienen ajustes a la temperatura de confort, ya sea en tu casa o en tu lugar de trabajo. Además, pueden adaptar los equipos a la domótica, para una mayor eficiencia. Y en caso de necesitarlo, ofrecen también servicio de reparación de aire acondicionado en Leganés y Madrid.

Lo cierto es que los sistemas de aire acondicionado se han convertido en nuestros grandes aliados a la hora de resistir el calor en los meses de verano. En grandes ciudades como Madrid, donde es difícil escaparse al campo, sería complicado vivir sin ellos tanto en viviendas como en las oficinas, donde se hace imposible trabajar sudando la gota gorda. De ahí que muchas veces los centros comerciales se llenen a las horas de mayor temperatura de personas que están buscando refugio para tardes de más de 35 grados.

No obstante, pese a que el aire acondicionado es de gran ayuda cuando vamos por ejemplo en el coche, debemos tener en cuenta que también puede ser perjudicial para la salud si hacemos un mal uso de él, al igual que sucede con la calefacción. Enfermedades como catarros o faringitis pueden tener en él su causa, así como otro tipo de problemas musculares, como pueden ser los dolores de cuello o lumbalgias, que simplemente se podrían evitar tratando de que el chorro del aire frío no incida directamente sobre nosotros y especialmente sobre la piel.

Hay que tener en cuenta que nuestro cuerpo tiene sus propios mecanismos para regular el calor corporal. Lo hace especialmente mediante la sudoración. De ahí que sea conveniente someterlo a cambios bruscos de temperatura, por la dificultad que tendrá para adaptarse a la nueva situación. Este tipo de cambios, además, pueden influir en la tensión arterial, provocando ciertos mareos debido a bajadas de tensión que nos harán sentir muy incómodos.

Desventajas de un mal uso energético

El aire acondicionado se lleva una buena parte del presupuesto familiar, pero no en la instalación o compra de los aparatos, sino en la factura eléctrica, ya que consume bastante. No obstante, si hacemos un buen uso de él esta no será para tanto. Lo correcto es mantenerlo en una temperatura alrededor de los 23 o de los 24 grados. Si lo bajamos de estas cifras, la factura de la luz crecerá de una forma exponencial, y realmente nuestro cuerpo se siente cómodo con este nivel de temperatura.

Asimismo, cuando vayamos a dormir, en lugar de encender el aparato y ponernos debajo del perjudicial chorro, lo mejor es pensar a qué hora nos queremos acostar y encenderlo una media hora antes para que la habitación coja una temperatura adecuada y podamos descansar pero ya con la máquina apagada.