Las claves en el transporte de alimentos a gran escala

Las claves en el transporte de alimentos a gran escala

El comercio electrónico ha traído consigo un tirón de sectores complementarios que está potenciando la industria en muchos sentidos. Sectores como el del marketing están viviendo sus horas más altas (si es que han sido bajas en algún momento). En este sentido, hemos visto como tiendas online de todo tipo han salido a la luz, dejando ideas muy interesantes.

Y es que las opciones que da Internet son realmente interesantes, ¿Cómo sería posible llegar a tanto público sino fuera a través de Internet? Resulta realmente decirlo, ya que la difusión de Internet no puede igualarse con ningún otro medio de comunicación existente.

Pero la gran difusión que trae consigo Internet crea un problema a las empresas que apuestan por esta vía. En concreto, este problema se sitúa en el sector de la logística, que también se ve beneficiado por el eCommerce o las compras online. De hecho, la logística es un factor clave a la hora de triunfar en Internet con las ventas online.

En el artículo de hoy vamos a hablar de un aspecto de la logística poco conocido por muchas empresas, como lo es el del transporte de mercancías perecederas. Se requiere un gran esfuerzo para conseguir que las mercancías de esta clase lleguen intactas y listas para su consumo de manera segura y fácil.

Esto es algo en lo que la famosa empresa Hida es un ejemplo, ya que desde 1.945 trabaja con la misma filosofía de innovación, tradición, y sobre todo calidad, para hacer llegar sus productos naturales al consumidor en el mismo estado en el que se envasaron, algo que no todas las empresas pueden decir.

Evitar a toda costa el deterioro de los productos frescos

A la hora de impedir que un producto fresco se deteriore, debemos de prestar mucha atención a la temperatura. Porque por muy largo o corto que sea el trayecto, las repercusiones de una mala temperatura pueden acabar con la pérdida total de la mercancía. Un exceso o una falta de calor harán cambios inmediatos en las características del producto, tales como peso, color, rigidez, flacidez y otras características organolépticas que inciden en el valor final del producto. Es una variable totalmente regulada por los expertos de control de calidad, así como de las autoridades reguladoras de la Industria, por lo tanto su control tiene carácter obligatorio.

Otro aspecto que también influye mucho es el control de los golpes y el movimiento. Los equipos y la mano de obra que participan en el movimiento deben tener la conciencia y capacitación, todo golpe del producto resta el valor y la calidad de producto.  Este movimiento desde la cosecha, transporte inbound, almacén, alisto, despacho, transporte y entrega es un largo camino de movimientos y golpes que sufre el producto. Deben evitarse los movimientos repentinos, los acomodos riesgosos y el uso de equipos y embalajes inapropiados.

En este sentido, es muy importante el embalaje. Debe escogerse de manera cuidadosa los diferentes embalajes que deben componer el concepto del producto. Embalajes primarios, secundarios y en casos inclusive terciario, son básicos para el éxito de una logística exitosa.   En aquellos casos como la fruta americana y tropical, donde sus pieles de fruto son tan sensibles, el embalaje es fundamental para evitar pérdidas de calidad del producto.

Y.a la hora de saber identificar bien qué producto necesita unas condiciones u otras, hay que darle valor al etiquetado, que además nos va a ayudar en las tareas logísticas. Existen verdaderas y graves fallas en los centros de distribución y logística al realizar de mal manera los etiquetados. Principalmente se debe llevar un control muy estricto de la fecha de vencimiento y el nivel de temperatura que debe ser administrado el producto.  Aquellas etiquetas que adolecen de información clave conllevan a decomisos e inclusive incitan al error logístico.

Por último, pero no menos importante, vamos a hablar de la higiene. La higiene de toda la infraestructura logística en el manejo de los productos alimenticios es fundamental y una obligación con sentido de responsabilidad social.  No solo debe existir higiene en la planta de manufactura o en el transporte, es en toda la cadena, desde el piso, montacargas, racks, romanas, áreas de lavado y aseo.  Las bacterias, roedores y otros patógenos van a estar atentos a cualquier hospedero que le permita hacer el daño al producto fresco