La importancia de la psicología en los recursos humanos

La importancia de la psicología en los recursos humanos

Existen multitud de empresas en la actualidad, que tienen en su departamento de recursos humanos a un psicólogo. En la afamada Ediciones Aljibe, saben mucho de la gran importancia de estos profesionales, pues sus publicaciones en el mundo educativo constatan lo fundamental que es su papel en el día de hoy. Según esta editorial, conocer los métodos que se usan en psicología y aplicarlos es importante y es algo que desde el mundo de la psicología también se asegura.

En la selección de personal los encargados tienen que pensar en una serie de pasos para que el proceso sea eficaz. Primeramente, tiene que elaborarse un análisis del puesto que queremos cubrir. La verificación de que la plaza que quede vacante se tiene que analizar y que en ese documento inicial queden contempladas todas las informaciones que se necesiten para un buen reclutamiento.

Si son puestos nuevos, el departamento de recursos humanos deberá ser capaz de hacer un análisis del puesto vacante haciendo una investigación detallada donde se consulte a los expertos del sector. Igualmente, el profesional tendrá que tener una table de decisión donde puede hacer una evaluación de los diferentes candidatos que pueda tener.

La tabla ayuda a que se puedan evaluar los determinados rasgos de las personas y tienen un instrumento donde pueden medir los rasgos. Para ello hay que ir definiendo el criterio mínimo aceptable y los puntos para cada uno de los rasgos que tenga cada candidato.

Aquí podemos hablar de que hay un rango amplio de cualidad y características en lo psicológico donde hay que tener conocimientos amplios sobre el tema. Deben diseñarse también una serie de instrumentos donde se hará el proceso selectivo. Para ello se tienen que seleccionar las pruebas psicológicas que hay que realizar, exámenes de conocimientos, test de grafología, etc.

Son determinados los formatos de las solicitudes de empleos y demás medios para que les lleguen a los posibles candidatos una propuesto formal sobre el puesto. En otro paso más, se hace la convocatoria y se va difundiendo por los diferentes medios elegidos, para llegar a la entrevista inicial.

Aquí es donde la capacidad de percepción y la sensibilidad de los profesionales se hacen más importantes, pues deben hacerse valer de una serie de herramientas que hayan seleccionado, así como de su visión para poder ir seleccionando a una siguiente fase (si es que se ha establecido así). Suelen hacerse estudios médicos y al final se archiva el expediente de convocatoria en el área que corresponda.

Lo cierto es que yendo más lejos de lo que es la selección de personal y de os reclutamientos, los psicólogos son importantes a la hora del desarrollo de las relaciones individuo/organización, muchas veces siendo esta dinámica, compleja o conflictiva.

Todo esto hace que las interacciones entre los empleados y las organizaciones, tienen que ser gestionadas por personal con experiencia. Las organizaciones lo que esperan es que los empleados obedezcan y respeten, tanto la autoridad como lo que espera el empleado de la organización, que se debe comportar de manera justa.

Hablamos de remuneraciones, beneficios, todo ello a cambio o como forma de agradecer la productividad y la eficacia en su labor profesional.

Se suele hablar del contrato psicológico que muchas veces es distinto del contrato formal de trabajo. El contrato psicológico básicamente es adaptativo y supone un acuerdo al que se llega tácitamente entre el empleado y la empresa. La gestión de los recursos humanos es la que se encarga de hacer el plan, la organización, el desarrollo y la coordinación de las técnicas que pueden promover el desempeño del personal, debiendo quedar todo enfocado en conseguir los objetivos que la empresa establezca.

La motivación es todo un motor

Hay que tener claro que la motivación es el motor que logra la productividad. Si se quiere que los empleados estén motivados, el papel que adquiere el psicólogo, que es el que cuenta con la capacidad y conocimientos para que se establezca una comunicación con el empleado y saber qué es lo que pueda motivarle es necesario. Hay muchas clases de motivaciones, que van más allá de la retribución económica, por lo que lo mejor es hacer este análisis periódicamente.

Existen empresas donde el papel de los recursos humanos está centrado de forma especial en todo esto, donde entran, desde las actividades en grupo, hasta los retiros en entornos que se encuentren alejados de la empresa con el fin de mejorar las relaciones entre los trabajadores. Todo este tipo de actividades lo mejor es hacerlas al menos una vez anualmente.

Cuando se produzcan situaciones que no sean demasiado cómodas, como son las ampliaciones en las infraestructuras de las empresas, hay que aumentar el esfuerzo en cuanto a las motivaciones, para recompensar por las molestias que puedan ocasionarse hacia los propios empleados.

Hablamos de unos gestos de consideración que suele acoger muy bien la fuerza de trabajo, lo que hace que una situación difícil pase a convertirse como un sitio de trabajo cordial y donde impere el respeto.

A la hora de motivar a los empleados, el equipo que se dedica a los recursos humanos tiene que establecer unos métodos a la hora de investigar que estén relacionados directamente con el tema. Si quiere conocerse la motivación de los empleados de una empresa, es necesario que se hagan entrevistas periódicas o personales.

Esta clase de iniciativas se aprecian positivamente cuando se traducen en una serie de acciones reales que puedan facilitar la relación existente entre empresa y empleado. Los programas formativos son altamente importantes para la psicología en el mundo del trabajo.

El poder ofrecer a los trabajadores mejoras en la formación profesionalmente es algo muy bien valorado, aunque en ocasiones los términos en los que dicha formación se oferta, puede llegar a ser nativa para los empleados, por lo que a la hora de negociar, el experto en materia de recursos humanos y en la psicología del trabajo debe ser un factor importante.

Formaciones en grupos, tanto periódicamente como promocionando espacios de intercambio en la empresa es otra forma de conseguir una motivación superior entre los trabajadores y de que se produzca un mejor ambiente laboral.

La psicología a nivel laboral tiene que defender los intereses de los grupos laborales y que se conozca su importante a la directiva de la empresa, que en no pocas ocasiones desconoce los importantes beneficios a la hora de la verdad que tienen estas importantes iniciativas.

Otra manera que hay para motivar a los trabajadores que es bastante famosa en el área de Recursos Humanos y en la Psicología del Trabajo son los denominados programas para la promoción. Desde que queda establecido el contrato de trabajo, se valora de forma importante la promoción y hacer una carrera profesional en la empresa.

Por este motivo, la creación de los programas para la promoción o los programas dedicados al mentoring para los nuevos empleados adquieren gran importancia. Cuando un profesional nio ve futuro en su puesto laboral o cree que no tiene nada más para aprender del mismo, aparece la desmotivación, reduciéndose la productividad y pudiendo llegar a tener importantes problemas con la empresa o al revés.

Si se quiere evitar la pérdida de talento, hay que ofertar a los empleados una carrera que pueda ser atractiva, así como actividades que sean interesantes para el sector en el que estén trabajando.

Existen procesos motivadores, los cuales suelen pasar por las reuniones de carácter extra laborales que son promovidas por la empresa, directa o indirectamente. Una de ellas es la moderación del equipo de recursos humanos, que puede tener mayor o menor visibilidad. Lo más importante es que los profesionales del sector cuenten con la capacidad y sensibilidad para poder ver los puntos de mejora, así como de identificar los conflictos que puedan aparecer y saber comunicar a la dirección las diferentes oportunidades que puedan encontrar después de analizar el ambiente laboral y de como trabajan los profesionales de la empresa.

Aplicaciones de la psicología en el entorno laboral

Cada una de las familias de trabajos precisan de una serie de conocimientos y destrezas, las cuales son las que completan el perfil del trabajador. En base a ello, hay varias ramas en la psicología que se relacionan con el trabajo. Podemos hablar del psicólogo ocupacional, industrial, organizacional, de ingeniería, etc.

Podemos también citar al genérico que lo que hace es encargarse de la adecuación del propio individuo a su puesto de trabajo y de la adaptación al entorno. La psicología en los recursos humanos se puede llegar a integrar en una serie de departamentos:

En la investigación de marketing y comercial, pueden llegar a participar en actividades tan interesantes como la investigación cualitativa.  En otro campo como la dirección y gestión empresarial, puede llegar a asesorar a la dirección del director de RRHH, pues cuenta con una formación de base en Psicología del trabajo y un conocimiento amplio de la actividad de la empresa.

En el propio departamento de recursos humanos puede hacer organigramas, análisis de las cargas de trabajo, valorar puestos, formar, adiestrar, etc.

Si vamos a las condiciones de salud y trabajo, hay dos aspectos de gran importancia como la atención y la prevención. La atención está relacionada con la propia acción directa con el propio trabajador.