El mobiliario, una buena opción para mejorar los negocios hosteleros

El mobiliario, una buena opción para mejorar los negocios hosteleros

España tiene un buen manojo de negocios que son especialmente típicos de nuestro país. En nuestro caso, uno de los negocios más numerosos que existe dentro de nuestras fronteras es el que tiene relación con la hostelería. España es un país repleto de bares y restaurantes y la cultura que tiene la gente en este país es la de acudir a este tipo de lugares, que son algo así como un centro social. Podemos comprobarlo los fines de semana y también durante los días de trabajo. Y es que la hostelería en España es líder a nivel mundial.

Son muchas las personas que, por tanto, regentan un bar o un restaurante en alguna de las ciudades de este país. Por eso la competencia es tan agresiva dentro del sector y por eso es tan importante que esos regidores encuentren la manera de diferenciarse de todos esos negocios que constituyen su competencia. De lo contrario, las posibilidades para triunfar se reducen de una manera realmente grande. Por eso los empresarios de la hostelería se dedican, constantemente, a buscar nuevas maneras de enfocar su negocio.

Y es que nuestro país es una de las grandes referencias a nivel hostelero de todo el mundo. Así lo hacía saber la página web de Antena 3, que consideraba, en una noticia publicada en el año 2017, que el nuestro es el país con más bares del mundo al disponer de más de 250.000 establecimientos. Además, la noticia aseguraba que el gasto de la gente en bares y cafeterías había aumentado de una manera importante (en concreto, un 5%) gracias a elementos como lo son el turismo y la recuperación económica que venimos notando desde hace algunos años.

Otra noticia, en este caso publicada en la página web Hostelería Madrid, aseguraba que, en el año 2017, nuestro país ganó 2.962 bares y restaurantes, lo cual nos permitía empezar a recuperar una pequeña parte de los bares que se habían visto obligados a cerrar como consecuencia de la llegada de la crisis en 2008 y su posterior recrudecimiento. Los últimos años están siendo realmente ilusionantes y seguir manteniendo esta dinámica es algo que consideramos necesario a la hora de sacar adelante un negocio que tenga relación con la hostelería.

Sacar adelante un negocio que se encuadre dentro del sector de la hostelería es de todo menos fácil. Y en ese proyecto se cometen varios errores. Uno de ellos es el que tiene que ver con enfocar nuestra mirada solamente al producto que le ofrecemos a los clientes. Es evidente que esto es importante. Pero esto no va a ser lo que nos permita marcar la diferencia. Hay 250.000 bares en España y no hay tantas marcas de productos. Al final, todo el mundo tiene productos parecidos. Lo que de verdad marca la diferencia son los pequeños detalles. Y uno de ellos es el de la comodidad de los asientos y las sillas del establecimiento. Hemos hablado con los responsables de uno de los productores de este tipo de elementos, Sillas J. Valls, y nos han comentado que cada vez es mayor el número de hosteleros que apuestan por este elemento como uno de los claros diferenciadores de su negocio.

Los propios hosteleros valoran este tipo de apuesta

También hemos querido saber cuál es la opinión de los propios hosteleros al respecto de este asunto. Muchos de ellos (y de ellas) nos han comentado que el cambio del mobiliario es una de las cuestiones que permite aumentar la modernidad del negocio y la buena imagen del establecimiento. Y eso es lo que está detrás del aumento de la clientela de muchos de ellos. Y es que el mobiliario tiene una importancia mucho mayor de lo que le solemos dar.

Y es que, además, no es una inversión que resulte cara de cara a un comercio de estas características. Aunque se trate de negocios que normalmente son pymes, la verdad es que es algo asumible y que genera, a largo plazo, grandes ventajas. Cada vez menos personas lo dudan y ese es el motivo por el que más y más negocios de este estilo se suman a la tendencia de remodelar su mobiliario.

De cara a los años que están por venir, no cabe la menor duda de que será fundamental ir dándole un aire nuevo al mobiliario de nuestros bares. Es algo necesario y que pone de manifiesto que la imagen importa, incluso en negocios que gozan de la aceptación tan grande que tienen los bares. La gente lo valora y se anima a acudir a determinados establecimientos de este estilo por ello. Apostar por este asunto, desde luego, tiene una rentabilidad realmente grande.