Cuando la promesa de perder peso va en serio

Cuando la promesa de perder peso va en serio

El mundo está gordo. Esto es lo que opina la Organización Mundial de la Salud (OMS), que advierte que la obesidad y el sobrepeso constituyen un serio problema de salud pública que afecta a millones de personas en todo el mundo, y en especial, a las clases más desfavorecidas. No nos enfrentamos a una cuestión estética, sino a un peligro real, ya que esta enfermedad estaría detrás de otras más graves e incluso mortales. El sobrepeso, puede provocar enfermedades coronarias o cerebrales, diabetes, niveles altos de colesterol, etc…

Es, por lo tanto, vital, tomar medidas al respecto y concienciar a la población del serio problema que constituye el sobrepeso, más allá de lo estético. Además de los problemas físicos, la obesidad puede provocar problemas emocionales, inseguridad, falta de autoestima, ansiedad, depresión, lo que a la vez, aumenta la necesidad de ingerir alimento, y por lo tanto, contribuye al aumento de peso.

Es especialmente preocupante el número de menores con sobrepeso, y en este sentido, es responsabilidad de los padres y madres, darles una educación dirigida a la adquisición de buenos hábitos alimenticios. Y lo mismo ocurre en las escuelas. Han de proporcionar a los estudiantes, menús sanos y equilibrados, ricos en nutrientes y libres de grasas saturadas. Así mismo, administraciones y gobiernos, han de promover campañas destinadas a concienciar a la población sobre la necesidad de cambiar de hábitos, comer sano, hacer ejercicio, evitar el tabaco y el alcohol, etc…

Las dietas milagro pueden ser peligrosas

Ante la alarmante demanda de soluciones para perder peso, algunos desaprensivos aprovechan para vender falsas dietas milagro, que además de no ser eficaces, pueden ser muy peligrosas para la salud.

Esta vez, le ha tocado a la dieta militar, que ni es militar, ni efectivo. Todo mentira, vamos.  Esta dieta, promete en tan sólo tres días de duración, que hasta las personas más glotonas pierdan peso. Se comercializa como la dieta del ejército de los EEUU, que ha negado rotundamente tal cosa. El ejército americano jamás ha utilizado este método con sus soldados.

Como siempre, aseguran que esta nueva dieta milagro es capaz de hacer perder peso de forma rápida y eficaz, y que incluso consumiendo comida basura, helados y chuches, durante los 3 días que dura el plan acelerado, en los cuales se podría perder hasta 5 kilos.

El plan es sencillo y muy restrictivo, y en los 3 días que dura, es necesario consumir una mínima cantidad de calorías en solo tres días. Porque de lo que se trata al final, es de ingerir menos calorías de las que se pierden. Y esto es verdad. Pero también es cierto que reduciendo las calorías, a medio o largo plazo, se produce un efecto rebote, o efecto yo-yo.

La dieta que llaman “militar”, consiste en consumir prácticamente solo proteínas y reducir la ingesta de  calorías y carbohidratos y baja en calorías. Lo que ocurre, es que al volver a la dieta normal, el peso se vuelve a recuperar, y además rápidamente.

Un ejemplo de esta dieta seria el siguiente:

  1. Desayuno de 300 kcal: café, una tostada de pan con mantequilla de cacahuete y medio pomelo.
  2. Comida de140 kcal: taza de café o té, una tostada de pan tostado integral y una lata de atún.
  3. Cena de 600 calorías: 80-90g de carne procesada o no, 100-120g de judías verdes, medio plátano y media manzana y 100 g de helado.

Esto equivale a unas 1000 kcal en un día, muchas menos de las necesarias para funcionar bien, y constituye una auténtica barbaridad que puede ser muy peligrosa y además, todo el peso perdido se volverá a recuperar.

A día de hoy, las mejores soluciones para acabar de una vez por todas con la obesidad y el sobrepeso los realizan en la clínica IMOS, donde estudian cada caso individualmente para encontrar la solución más adecuada a cada paciente y realizan un seguimiento personalizado con los distintos especialistas que necesiten. Así mismo, dan apoyo psicológico antes y después de realizar cualquier tratamiento, lo cual es vital para alcanzar el objetivo de reducir peso.

Y tú, ¿eres de l@s que se fían de las dietas milagro? Por tu seguridad, ponte en manos de profesionales.