Aumenta la demanda de plantas para cultivos en nuestro país

España siempre ha sido uno de los países que más ha destacado en todo el mundo por disponer de una tierra de muy buena calidad, óptima para el cultivo. Ese puede ser el secreto de buena parte de la fama que tiene la gastronomía de este país. Y es que estamos hablando de uno de los secretos mejor guardados de una nación como la nuestra.

España siempre ha sido uno de los países que más ha destacado en todo el mundo por disponer de una tierra de muy buena calidad, óptima para el cultivo. Ese puede ser el secreto de buena parte de la fama que tiene la gastronomía de este país. Y es que estamos hablando de uno de los secretos mejor guardados de una nación como la nuestra. Sin duda, podemos darnos con un canto en los dientes con lo que tenemos en España, porque es evidente que es mucho, aunque en multitud de ocasiones no lo valoremos en la medida de lo que deberíamos.

La calidad de los cultivos ha de ser excepcional para que nuestro país sea una referencia mundial en lo que a gastronomía se refiere. Es cierto que para la producción de algunos productos no hacen falta cultivos, pero fijaos por ejemplo en el caso del aceite de oliva, que puede ser el producto que más identifica a nuestro país: sin un cultivo de calidad, está claro que sería completamente imposible que hubiera un aceite de oliva como el que realmente producimos, que es deseado en todo el mundo y que exportamos cada año mucho más.

Tenemos la suerte de que, además, España es uno de los países que más superficie de cultivo tiene en toda Europa. Así lo hacía saber una noticia publicada en la página web de Statista. Según esa noticia, disponemos de 16’8 millones de hectáreas de cultivos, siendo Andalucía, Castilla y León y Castilla – La Mancha con más de 3 millones de hectáreas cada una. Aragón y Extremadura tienen más de 1 millón de hectáreas y ocupan la cuarta y quinta posición, respectivamente. Es evidente que estamos hablando de una cuestión que es fundamental para la economía de este país.

Cada día es más importante que los cultivos de este país dispongan de la máxima calidad para hacer más potente todavía al conjunto de la gastronomía española. Los productos de nuestra tierra, una tierra mayoritariamente mediterránea, son claves para nuestra economía y por eso no para de crecer la cantidad de personas que apuestan por cultivos típicos de una región como la mediterránea. Los profesionales de Marenostrum Tech nos han comentado que la venta de este tipo de cultivos ha crecido de un modo exponencial en los últimos años y que las previsiones son de lo más positivas de cara a los próximos tiempos.

Sin duda, hacemos perfectamente en cuidar de los cultivos de nuestro país. Estamos en un momento en el que, además, todos los alimentos que procedan de la tierra y que no conlleven un tratamiento demasiado industrial están mejor vistos que en ningún otro momento de la Historia. Está claro que comer sano es una de las más grandes necesidades del ser humano en los tiempos que corren y los cultivos son los instrumentos más importantes para conseguir que eso se lleve a efecto. Por eso, cada vez hay más gente interesada en ellos.

Tendrán una mayor importancia en el futuro 

A nadie le cabe duda alguna acerca de la importancia que van a seguir teniendo los cultivos de cara a los próximos años tanto en España como en el resto del mundo. La alimentación natural es una necesidad del ser humano, ya lo han dicho de ese modo una cantidad muy grande de expertos y de estudios que disponen de una gran reputación. Si queremos cuidar de nuestro cuerpo, no tenemos más remedio que cambiar algunos de los hábitos que tienen que ver con nuestra alimentación. Si no es así, está claro que vamos a disponer de muchos problemas físicos en el futuro.

Precisamente por ese motivo se está apostando, al menos en parte, por todo lo que tiene que ver con la disminución de las emisiones de dióxido de carbono, por las energías renovables, por la disminución de la dependencia de los combustibles fósiles y por un amplio etcétera. Estamos hablando de un aspecto de la sociedad que es más necesario que nunca. Vivimos un momento que es bastante peligroso en lo que tiene que ver con el estado de salud del planeta y hay que hacer todo lo posible para conseguir que la contaminación se reduzca a la máxima brevedad posible.

Si no hacemos todo lo que estamos comentando, está claro que no solo vamos a tener más polución en las ciudades, sino que nuestros campos van a estar más expuestos a problemáticas derivadas de esa polución. Los cultivos también tendrán su papel en todo ello porque harán posible la emisión de oxígeno y la eliminación de dióxido de carbono. No cabe la menor duda de que esa sería una excelente noticia para procurar dotar de una salud a un entorno que la necesita más que nunca.

 

Artículos relacionados