La satisfacción del cliente, clave del éxito para un concesionario de coches

La satisfacción del cliente, clave del éxito para un concesionario de coches

“En el servicio postventa de nuestro concesionario Skoda en Lugo, el mantenimiento y cuidado de su vehículo es fundamental y para ello contamos con los recursos hacen que cumplamos nuestro objetivo, nuestro reto diario y  la satisfacción del cliente, siendo ésta última nuestra razón de ser”, explica José Antonio Pardo Digón a modo de bienvenida para su negocio, el grupo Pardo Automoción, fundado en 1988 en Baralla, provincia de Lugo, y concesionario de Skoda en Lugo desde el año 2004.

Esta empresa líder en la venta de coches de ocasión en la comunidad autónoma gallega, con más de dos centenares y medio de automóviles facturados cada año, y con una gama de más de 100 vehículos usados y de ocasión disponibles en sus instalaciones, encuentra en la calidad de la oferta y la atención pormenorizada a las necesidades del cliente su razón de ser, prolongando de este modo ese concepto nipón de ‘irasshai’ que sintetizaba José Antonio Pardo Digón en las declaraciones que encabezan el texto. “Antes de la entrega al cliente, todos nuestros coches de ocasión son examinados y peritados totalmente por peritos especializados para dar su certificado de calidad y de los kilómetros recorridos. Es el certificado que nos indica que el vehículo es apto para nuestro programa y puede entregarse al cliente”, indican desde la experimentada empresa lucense. Transparencia profesional o, lo que es lo mismo, tranquilidad para el cliente.

Otro de los puntos fuertes que ha ubicado al grupo Pardo Automoción a la cabeza de los concesionarios gallegos es su apuesta en firme por la marca checa 43Skoda, de la que, como decíamos anteriormente, es su concesionario oficial para toda la provincia norteña. Subsidiaria de la alemana Wolkswagen y una de las cuatro empresas de automóviles con mayor solera del mundo –sus orígenes se remontan a finales del siglo XIX, ligados a un establecimiento de reparación de bicicletas-, Skoda es una de las marcas en auge en nuestro país y en el resto de Europa. Su creciente popularidad, de hecho, se plasma en cifras concretas. «Tras registrar un nuevo récord de ventas y superar el millón de vehículos entregados, la marca se ha consolidado en la ‘Champions League’ de los grandes fabricantes internacionales. El impacto de la mayor campaña de modelos en nuestra historia es cada vez más fuerte. Desde 2010, hemos rediseñado prácticamente la gama entera de modelos y nos hemos expandido hacia nuevos segmentos. Con nuestros nuevos modelos, estamos ganando progresivamente nuevos grupos de consumidores, y no vamos a quitar el pie del acelerador durante los próximos años», proclamó con orgullo el Presidente del Consejo de Dirección de Škoda, Winfried Vahland, después de presentar el pasado enero las cifras económicas de la firma centroeuropea, que en 2014 consiguió alcanzar la cifra de 1.037.200 de vehículos entregados.

Aparte de romper por primera vez en su historia la simbólica barrera del millón de unidades, el dato confirma la tendencia al alza de la empresa, puesto que marca un crecimiento superior al 12 % respecto a los números del curso precedente dentro de un contexto económico global que, precisamente, no resulta en exceso favorable para el mercado del automóvil. Además, las previsiones para 2015 son igualmente optimistas, puesto que a mediados de enero estaba proyectada la llegada del nuevo Skoda Fabia Combi a los concesionarios, mientras que el nuevo ŠKODA Superb iba a celebrar su estreno mundial en febrero en Praga, para luego ser exhibido en el Salón del Automóvil de Ginebra a principios de marzo. El lanzamiento del Superb fijaba así el punto álgido de la campaña de modelos, está previsto para mediados de 2015.

De este modo, las buenas noticias para Skoda no se han detenido en enero. Las promesas y estimaciones de Vahland no cayeron en saco roto y el mes de mayo del año en curso ratificó e incluso mejoró las ambiciosas previsiones albergadas por la casa checa. Y es que, señalan desde la firma, las entregas mundiales de Skoda aumentaron un 1,5 % hasta alcanzar las 92.500 unidades en mayo, lo que convierte a este mes en “el mejor mayo en los 120 años de historia de la compañía”. El empuje de la marca en los mercados de Europa Occidental y Central, China e India es el principal responsable de esta histórica bonanza, donde únicamente ponen la nota negativa el mercado ruso y las regiones circundantes, en situación crítica de acuerdo con Werner Eichhorn, Responsable de Ventas y Marketing y miembro del Comité de Dirección de Skoda. En concreto, en Europa Occidental, sector geográfico que comprende al mercado español, Skoda creció “un 1,9 %, con 38.600 entregas a los clientes en el mes de mayo”. De entre los modelos pertenecientes a la compañía, destaca el tirón entre los clientes del Skoda Fabia, que experimentó un incremento de las ventas del 35,3% en Europa.

Deja una respuesta