Ahora que se acerca el verano empieza a ver la luz el sector servicios

Ahora que se acerca el verano empieza a ver la luz el sector servicios

Nos ha tocado vivir en una época de la evolución en la que muchos de nosotros no hubiéramos imaginado ni por lo que acabaríamos pasando y es que la pandemia del coronavirus es algo que ninguno de nosotros hemos visto venir, por lo que, muchos de nuestros sueños se han visto truncados. En este sentido son muchos los empresarios y trabajadores que han tenido que bajar las persianas, al menos durante unos meses, mientras que otros, como los hoteles o el ocio nocturno, en muchos casos, llevan más de un año cerrados. Una situación que, sin duda alguna, no es agradable para nadie pero en especial para aquellos que la sufren, por lo que, por suerte, gracias a la estrategia de vacunación que se está llevando a cabo en nuestro país, muchos de estos negocios ahora que se acerca el verano empiezan a ver la luz al final del túnel y aunque todos tenemos claro que este año no será como los previos a la pandemia, lo cierto es que si poco a poco vamos recuperando el pulso podremos recuperarnos, mientras que si seguimos con todo el sector servicios cerrado, malamente podrán levantar cabeza en algún momento.

Se denomina sector terciario o sector servicios al eslabón de la cadena económica que, a diferencia de los dos anteriores sectores económicos, no se dedica a la extracción de materia prima ni a su transformación en bienes de consumo, sino a la satisfacción de necesidades operativas y comerciales o de cualquier otra naturaleza que requieran tanto los consumidores finales como otras empresas e industrias. El sector terciario es por naturaleza sumamente diverso y específico, pero a grandes rasgos sus tres áreas principales de acción son el soporte, la distribución y la comercialización.

  • Servicios en la resolución de problemas de un área específica, o en la obtención de recursos humanos, tecnológicos o en la supervisión de la estructura de funcionamiento de las diversas formas productivas.
  • Distribución. El transporte tanto de mercancías elaboradas, materias primas o personas, estas últimas con fines laborales, recreativos o de cualquier otra índole.
  • Comercialización. Es el paso final de las cadenas productivas, pues consiste en llevar el producto final a sus consumidores y hacerlo disponible al mercado de consumo local. En algunos casos este último puede ser realmente amplio, como ocurre con la venta online de productos a cualquier parte del mundo.

Uno de los ejemplos más claros de la importancia del sector servicios lo encontramos en España y es que tan solo hace falta mirar hacia la isla balear de Ibiza para darnos cuenta de lo importante que es que este sector vuelva a levantar cabeza para recuperar la estabilidad y la línea de crecimiento en nuestro país. Así, en esta isla de las Pitiusas, el turismo está enfocado al sector servicios con grandes hoteles o resorts, discotecas y otras empresas que ofrecen servicios a los visitantes, ya sean estos de taxi, de alquiler de embarcaciones, bicicletas o motos o servicios de catering, entre otros. Del mismo modo, en Ibiza no solo encontraremos fiesta por doquier, sino que otras muchas personas acuden a esta isla para pasar sus cumpleaños, despedidas de soltera u otras celebraciones dignas de ser festejadas. Así, si vosotros también queréis contribuir a que el sector servicios vea la luz al final del túnel, nosotros os recomendamos que aportéis vuestro granito de arena visitando, entre otras, esta zona turística de España como es Ibiza. Una vez allí, nosotros os recomendamos coger un buen hotel para descansar, haceros con un coche o una moto pequeña para recorrer cada una de las calas y, si queréis hacer alguna celebración especial.

Aprovechando el viaje… ¿qué debemos de ver en Ibiza?

Ibiza es mucho más que fiesta, es historia, es tradición y, sobre todo, es paisaje, por lo que no podemos ir a Ibiza y no disfrutar, entre otros, de:

  • Visitar las mejores calas de Ibiza
  • Callejear por Dalt Vila
  • Contemplar el atardecer en Benirras, el más bonito que ver en Ibiza
  • Recorrer la isla en coche o en moto
  • Comprar en un mercadillo hippy
  • Ver el atardecer más famoso del mundo
  • Hacer una excursión a Formentera
  • Descubrir el misterio de Es Vedrá
  • Salir de fiesta por los bares y discotecas de Ibiza
  • Ver los yates atracados en el puerto de Ibiza
  • Cenar y tomar una copa en el puerto
  • Dar un paseo en barco
  • Visitar la cueva de Can Marcá
  • Asistir a una fiesta en un barco
  • Visitar pueblos como Santa Eulalia
  • Visitar el Parque Natural de Ses Salines