Si tienes humedades no lo pienses , actúa

Si tienes humedades no lo pienses , actúa

Esa mancha marrón que está en tu habitación, despacho o oficina no se va a ir de ahí sola, o probablemente se lance a ti por el peso del agua. Las humedades es un mal común con el que tenemos que vivir, o mejor dicho sobrevivir, pues muchas veces aparecen y sin saber cómo nos pueden generar desperfectos bastante caros.

Nunca olvidaré cuando después de un mes entero comentando a mi jefe la existencia de una humedad en la sala de empleados decidió ir a la misma, con tan mala suerte que el doble techo se derrumbó por la fuerza del agua. Por suerte no pasó nada, pero sin duda mi jefe se llevó un susto y de paso un escarmiento por no hacer caso a sus trabajadores.

Esta situación nos sirvió para descubrir a Planit, una empresa especialista en el tratamiento de humedades en Alicante y Murcia, con una amplia experiencia solucionando y dando tratamiento de humedades por capilaridad y condensación. Gracias a Planit descubrimos el foco de la humedad de la sala de empleados y lo solucionaron de manera rápida efectiva.

Lo mejor es tener este tipo de problemas con las humedades, peor hay que estar preparado para todo, pues nunca sabes cuándo una cañería puede fallar, o cuando el vecino puede dejarse el grifo de la bañera abierta. Aunque las humedades no siempre provienen de ahí, tal y como vamos a ver.

En el artículo de hoy vamos a hablar de los distintos factores por los cuáles se pueden generar las humedades. Estas pueden repararse fácilmente si se detectan a tiempo, pero si no es el caso podemos tener que llegar a plantearnos rehacer ciertas partes de la construcción, pues de lo contrario podrían volver a salir.

Cuál es el foco principal de las humedades

Depende mucho cuál es el foco principal de las humedades según el piso en el que nos encontremos, pues si el mismo está en la planta baja (y no hay construido ningún sótano) puede que la humedad provenga de bajo tierra por capilaridad (que es un fenómeno mediante el cual el muro absorbe humedad del suelo), si tu piso está en planta baja, entonces deberíamos comprobar si la humedad se sitúa sobre todo en la parte inferior de la pared o está repartida por igual a toda la superficie. Pero si el piso no está en la planta baja existen varios focos posibles.

En primer lugar, tenemos que atender a los factores externos como la lluvia o la nieve, que parece ser que aflorarán en esta primavera. Puede ser que haya uno o varios desperfectos realizados durante la construcción, o que el tejado se encuentre en mal estado, o que los muros sufran la misma suerte. En este caso hay que comprobar si la humedad aumenta en los días de lluvia o no le afecta la misma.

En segundo lugar, tenemos que hablar de las instalaciones del agua, pues puede darse el caso de que el sistema de cañerías del piso superior o inferior de la vivienda de uno de los vecinos esté en mal estado, algo habitual en las edificaciones con muchos años. En este caso se debería ver el origen con las clásicas manchas oscuras en la superficie. Si la humedad queda detrás de algún mueble de manera que esté oculta, y tienes la menor duda de que pueda haber una humedad, no dudes en quitar dicho mueble.

Por último, debes de tener en cuenta la condensación de la casa, que muchas veces es el factor más probable por el cual aparecen las humedades, y el de más difícil solución porque la misma depende de cambiar los materiales de los que se compone la pared. Y es que los materiales tienen que tener un grado de permeabilidad para que salga la misma, si estas no transpiran se podría dar el caso de que la humedad se quede dentro de la vivienda y condense las paredes.

En cualquier caso, toda humedad cogida a tiempo tiene una solución, y si tienes seguro no dudes en llamarlos para que le echen un vistazo para que el asunto no pase a mayores. Pero si el asunto ya es grave, entonces cuenta con Planit, expertos en reparación de humedades y muchos otros servicios.