¿Qué necesito para ser un buen consultor de empresas?

¿Qué necesito para ser un buen consultor de empresas?

El sector de la consultoría de empresas puede ser una alternativa interesante para el desarrollo profesional. Vamos a conocer más sobre este sector. Hay expertos que piensan que el tejido empresarial de España precisa de un aumento en cuanto a la competitividad, debiendo ser más productivo y comenzando un proceso internacionalizador que haga que el mercado se diversifique.

Los retos que hay que afrontar son un gran cambio en el modelo y proceso de negocio, así como en la manera en la que se hacen las cosas, cobrando gran protagonismo el elemento innovador y el talento con el que deben contar los profesionales.

Para que se hagan estas transformaciones las empresas necesitan poner en marcha cambios que deben seguir un método que les lleve al éxito, siendo siempre ideas nuevas que permitan hacer las cosas de manera distinta, así como nuevos conocimientos para que el negocio se adapte a las nuevas realidades en el mercado.

Hay que ser imparcial a la hora de analizar la situación de partida e ir reflexionando sobre el enfoque del negocio. Todo esto es lo que según Dposa en sus años de experiencia como consultores es lo que precisan los clientes, pues el enfoque de negocio es algo que es complicado de encontrar en las organizaciones, pues no dejan de estar limitados por su propia manera de hacer las cosas.

Si realmente ves que pues ser un profesional de esto, debes saber que son fundamentales en los periodos de crisis, pues es el mejor momento para poder desarrollarse en este sector.

¿Cuál es el perfil de un consultor?

Los consultores son profesionales que dan el consejo como expertos y lo que hacen básicamente es dar un asesoramiento a las empresas sobre una zona determinada en la que lo normal es que estén altamente especializados. Hablamos de profesiones bien remuneradas, pero de gran exigencia.

Deben contar con una gran capacidad, inteligencia y conocimientos técnicos. Vamos con sus cualidades:

Capaz de escuchar

Así es como puede entenderse la situación y especificidad de la empresas y las claves existentes para encarar el problema. Una habilidad que no es solo la de atender a quienes les contratan, debiendo ser capaz de entender a la totalidad de actores del negocio, incluida la competencia.

Flexibilidad y paciencia

El trabajo debe de involucrar a los miembros fundamentales de la organización sin que se altere lo que es el día a día en cuanto a sus funciones y responsabilidades. Debe lograr sus objetivos y hacer su análisis de tal forma que se adapte a la dinámica del negocio y la clientela, respetando siempre el plan de trabajo.

Imparcialidad y objetividad

No hay que olvidar que el consultor tiene que analizar la situación en la que se encuentra, pues deberá extraer todo juicio de valor y plantear las posibles soluciones que puedan establecerse. Tiene que hacer un análisis independiente, detectando las soluciones de mayor viabilidad, olvidándose de los juicios de valor en el proceso que realice.

Gran capacidad de análisis

Se debe obtener buena información que permite hacer propuestas, donde se investiguen los diferentes datos y elementos de decisión para realizar todas las alternativas factibles y soportadas de manera racional.

Debe poder identificar los ámbitos funcionales fundamentales para los negocios, sabiendo sobre los procesos, la importancia y la manera en relacionarse.

Generar alternativas

Esto es importante para todo consultor, pues el cliente espera que el consultor le pueda ofrecer alternativas interesantes para la empresa y su entorno. Son unas alternativas que deben ser innovadoras, de gran utilidad y especialmente prácticas.

Comunicador

La facilidad de palabra y poderse entender es una cualidad fundamenta, pues así sus planteamientos pueden ser comprendidos y aceptados por la organización del cliente en cuestión.

Organización

Los consultores tienen que gestionar el proyecto en su totalidad o la actividad que se le encomiende, de tal manera que se organicen las tareas o las del equipo para lograr el objetivo. Por ello debe descomponer el trabajo en diferentes fases, establecer los plazos y gestionar muy bien el tiempo.

¿Qué formación necesito?

Si quieres trabajar como consultores, normalmente las firmas del sector lo que hacen es exigir formación universitaria, pues esto muchas veces puede suplirse con una destacada experiencia profesional en la especialidad que sea necesaria.

Todo ello no es suficiente, puesto que más allá de los conocimientos específicos y técnicos, se deben tener una serie de cualidades de las que hemos hablando anteriormente.

Así que ya sabes, si deseas pasar a ser consultor, fórmate y profundiza en las cualidades necesarias para ser un buen profesional que de un gran servicio a las empresas que te contraten. ¡Suerte con ello!