¿Qué es la presoterapia y qué beneficios ofrece?

¿Qué es la presoterapia y qué beneficios ofrece?

La presoterapia es una técnica médica que se recomienda para lograr un drenaje linfático en personas que presentan problemas médicos y estéticos, como alteraciones en el sistema circulatorio, piernas cansadas, arañitas vasculares, edemas, celulitis y acumulaciones de grasa.

Este drenaje linfático se realiza aplicando aire al cuerpo por medio de un traje neumático dotado de un determinado número de cámaras que distribuyen presiones de aire a lo largo de las zonas del cuerpo afectadas en la persona que lo usa. Dicho traje consta de varias partes de acuerdo a las áreas del cuerpo que se pueden tratar. Por esta razón, está compuesto de fajín (abdomen), botas (pies y piernas), brazos, glúteos, etc.

Aunque quizá no la conocías, la verdad es que es una técnica es muy sencilla de realizar, no es dolorosa, es eficaz, saludable y bastante económica. Además, ofrece resultados inmediatos y brinda una sensación de alivio y descanso que vale totalmente la pena.

¿Cómo funciona la presoterapia?

La presoterapia, que tuvo su origen en los años 60 para tratar los problemas vasculares que se derivaron de las vasectomías, hoy en día se posiciona como una práctica muy efectiva para otras dolencias, como también para tratar problemas estéticos como la celulitis y las acumulaciones de grasa.

Como dijimos anteriormente, la presoterapia utiliza la presión de aire para estimular el sistema circulatorio y el sistema linfático, aportando múltiples beneficios de carácter médico y estético.

El equipo especialista en tratamiento estéticos del Centro Estético Versátil nos explica que este tratamiento consiste en que la persona con la dolencia entre en el traje neumático, e inmediatamente, se aplica una presión de aire de forma ascendente. Estas ondas de presión otorgan a la corriente sanguínea el impulso que necesita para un rápido retorno al corazón.

La presión de aire se aplica de forma controlada de acuerdo a cada paciente y a la parte del cuerpo que se va a tratar. Así, este tiene la sensación de un masaje con efectos de relajación y compresión suficientes para activar el sistema linfático y, con ello, la eliminación de líquidos, de toxinas, edemas, linfoedemas y trastornos venosos más conocidos como varices.

Para ser más exactos es como introducir las piernas en una especie de botas, los brazos en unos manguitos y el abdomen se recubre con una faja abdominal. Piezas que están elaboradas de un material de doble pared que a su vez se compone de una cámara hinchable. Así, esta cámara es la que se hincha y se deshincha de forma continua a medida que se inyecta aire a presión por medio de un compresor, creando la rica sensación de relajación y bienestar.

Cada sesión tiene una duración de entre 30 y 45 minutos, y la cantidad de sesiones dependerá de los problemas médicos de cada paciente y los objetivos que se quieren lograr. En este sentido, las máquinas de presoterapia están dotadas de programas personalizados que se adaptan a las necesidades y morfología que cada paciente.

Actualmente, la presoterapia también se está utilizando como tratamiento complementario de la liposucción. Esto porque se ha demostrado que recurrir a la presoterapia los días anteriores y posteriores de la intervención resulta eficaz y ayuda a mejorar considerablemente los resultados de la operación.

¿Cuáles son sus beneficios?

Cuando la presoterapia estimula el sistema linfático, provoca un drenaje de la linfa (fluido transparente que se produce tras el exceso de líquido que viene de los capilares hasta el espacio intercelular), eliminando así líquidos, toxinas y grasas acumuladas en el organismo.

Esta presión de aire es capaz de romper las acumulaciones de grasa localizada en piernas y glúteos, haciéndola circular con el resto de los líquidos retenidos para ser desechado por el sistema linfático. Por esto, la presoterapia también se aconseja para lograr tono muscular y  estimular el sistema inmunológico. Además, esta técnica está indicada para los siguientes problemas médicos y estéticos:

  • Tratar la retención de líquidos
  • Tratar edemas y linfoedemas
  • Estimular el sistema circulatorio
  • Tratamientos relacionados con la obesidad
  • Eliminar y reducir la celulitis, además de prevenir su futura formación
  • Eliminar toxinas y grasas del cuerpo

Y es que la aplicación de este tratamiento resulta en variedad de beneficios para nuestro cuerpo, partiendo del drenaje de los líquidos y de la grasa. Para comenzar, si tienes edemas por el cuerpo, este método puede proporcionar un gran alivio, además de la corrección alteraciones en el sistema circulatorio y la eliminación de la piel de naranja.

Por otro lado,  favorece la oxigenación del cuerpo y disminuye la tensión sanguínea, a la vez que nutre las células del organismo, estimula la eliminación de toxinas de forma natural y proporciona una agradable sensación de bienestar. Por lo que sus ventajas no solo son estéticas que sino también afectan a la salud del organismo y del cuerpo.

Además, la presoterapia influye en la eliminación de problemas de varices, o incluso los linfoedemas en las piernas, brazos y también en el abdomen, mejorando al mismo tiempo la salud, elasticidad, firmeza de la piel y los músculos al llevar a cabo la oxigenación del tejido.

Incluso, sirve para ayudar a pacientes que sufren trastornos del aparato digestivo, mejorando el tránsito intestinal y logrando el alivio de muchas lesiones comunes causadas por el deporte.

Y por último, también ayuda a recuperar la elasticidad de la piel, facilitando la regeneración tisular y aumentando el aporte de oxígeno a los tejidos.

Presoterapia + deporte + dieta

Muchos de los pacientes que se entregan a este tratamiento buscan mejorar la condición de su abdomen, siendo una alternativa muy efectiva para tal fin, siempre y cuando se combine de forma equilibrada con el ejercicio físico y la dieta. Es decir, la Presoterapia por sí sola no eliminará toda tu barriga, así como no lo hace el deporte, si después de terminar te hinchas a dulces y grasas; o si llevas una dieta muy equilibrada, vegetariana o incluso 100% vegetal, pero tu vida es sedentaria y no ejercitas tu cuerpo en absoluto.

Hay que tomar en cuenta que hay muchos factores que inciden en tu figura, ejercicio, dieta e incluso factores hormonales. Por tanto,  la combinación de una dieta lo más ligera posible -sin renunciar a todos los nutrientes que necesitas a diario-, la práctica regular de algún deporte o ejercicio físico y el mantenimiento que te ofrece la Presoterapia combinadas, serán la solución perfecta para mantener la grasa abdominal a raya.

Por supuesto, no podemos olvidarnos de la constancia que requiere el objetivo de mantenernos en forma. Y es que debes convertir la Presoterapia en un tratamiento que forme parte de tu rutina vital, dedicándole el tiempo necesario que cualquier practica para la salud y estética de tu cuerpo necesita.

Tómate este tiempo con la misma dedicación y cariño que le das a ese rato con tus amigos, o a tu afición favorita, a tus momentos íntimos con tu pareja. Recuerda que hay que intentar mantener un cierto equilibrio, ya que esa es la clave del bienestar y la felicidad.

¿Cómo actúa la presoterapia en el abdomen?

La Presoterapia en el abdomen, ayuda sobre todo a drenar la acumulación de toxinas, grasa y fluidos indeseados. Un cóctel que se acumula para tu desgracia entre los tejidos y que la Presoterapia puede ayudar a reconducir para que sea expulsado por el organismo con más facilidad. Además de que la Presoterapìa en el abdomen es buena también para estimular el tracto intestinal.

Cuando es deficiente, puede provocar gran parte de la hinchazón y no hemos de confundir la grasa con la hinchazón o los líquidos acumulados, aunque a menudo sea una mezcla de todo eso lo que acaba manifestándose externamente.  También ayuda a combatir las varices que también pueden aparecer en el abdomen. Una mayor elasticidad, oxigenación de los tejidos y firmeza muscular, también son efectos que la Presoterapia puede potenciar en tu abdomen.

¿En qué casos no está recomendada la presoterapia?

Gracias a su presión muy controlada y moderada, este tratamiento es uno de los más seguros, relajantes y placenteros del mercado, como te dijimos, se siente como un masaje revitalizante.

Sin embargo y a pesar de que es una técnica sencilla, no dolorosa ni invasiva y que, prácticamente no tiene contraindicaciones, hay algunos casos en los que no es recomendable aplicarla. Estos son algunos:

  • Si el paciente sufre de Trombosis Venosa Profunda (TVP)
  • Si presenta alguna infección o herida en la zona a tratar
  • Si hay dolor o entumecimiento corporal
  • En casos de enfermedades cardíacasgraves, o si la persona porta un marcapasos
  • En caso de embarazo
  • Si es un paciente oncológico
  • Enfermedades de la piel y posibles infecciones
  • Problemas hormonales,como el hipertiroidismo
  • Enfermedades graves como el VIH o pacientes oncológicos

Por lo mismo, si te encuentras dentro de alguno de estos colectivos que deben abstenerse a hacérselo, pero aún quieres disfrutar de los beneficios de esta terapia, lo más recomendable es que consulten con un profesional médico-estético de su centro de confianza para poder prever y prevenir posibles riesgos y poder acceder a la presoterapia sin poner en riesgo tu salud.