Novedades en la fecundación in vitro

Novedades en la fecundación in vitro

Han pasado ya 40 años desde nació Louise Brown. Quizás su nombre no te diga pero él pasó a la historia como la primera “bebé probeta” de la historia. Fue justamente un 25 de julio de 1978 cuando vio la luz por primera vez en el Oldham General Hospital del Reino Unido. Un día que marcó un antes y un después en el nacimiento. Desde entonces han sido múltiples las novedades en la fecundación in vitro.

La técnica consiste en combinar el óvulo de la madre con el esperma del padre en un medio líquido fuera del cuerpo de la mujer.Una vez fertilizado el óvulo, que entonces ya es un cigoto, permanece entre dos y seis días en el líquido de cultivo. Luego ese embrión se implanta en el útero de la madre, o en el de otra mujer cuando el caso de infertilidad tampoco hace viable el embarazo.

Más de ocho millones de personas han nacido en el mundo a partir de técnicas reproductoras in vitro, tal y como se desprende de los datos recogidos por el Comité Internacional para la Monitorización de Técnicas Reproductivas Avanzadas. Actualmente, medio millón de bebés nacen al año a partir de técnicas de fecundación asistida en el planeta, de los dos millones de tratamientos que se realizan en todo el mundo.

España a la cabeza

Y en España podemos estar bien contentos. España sigue siendo el país más activo en reproducción asistida. Los registros nacionales de técnicas de reproducción asistida (TAR) muestran que en 2015, registró la cifra récord de 119.875 ciclos de tratamiento. Estamos por delante de otros países como Rusia con 110.723 ciclos, Alemania con 96,512 y Francia con 93.918. Estos ciclos incluyen tratamientos con fecundación ‘in vitro’ tradicional (FIV), inyección intracitoplasmática (ICSI) y donación de óvulos.

Los avances han permitido mejorar en varios aspectos. Uno de los efectos medidos con respecto a las técnicas de fertilidad asistida es la tasa de embarazo gemelar, que según los datos analizados continúa disminuyendo en Europa. En 2015, dicha tasa se situó en alrededor del 14% de los casos. Y es que en muchas ocasiones, uno de los problemas es que siempre que alguien se sometía a un tratamiento así era mamá por partida doble.

También gana terreno la congelación de embriones. Todos los embriones en el 15% de todos los ciclos de tratamiento analizados en 2015 se congelaron antes de su transferencia en un ciclo posterior. La adopción de este enfoque de «congelación total» aumentó un 7% con respecto al año anterior.

Problemas de esterelidad

Los problemas de esterilidad son cada vez más frecuentes. Seguro que tú también conoces a mujeres que se encuentran en esta situación y para solucionarlo recurren a la donación de óvulos. Como explican desde  la clínica Ividona a través de la donación de óvulos estarás ayudando a mujeres que sueñan con ser madres y tienen problemas para concebir:

  • Sus ovarios no funcionan por edad o porque una enfermedad los haya afectado.
  • Tienen enfermedades genéticas peligrosas para sus descendientes.
  • No responden a la medicación o si consiguen responder a la misma, sus óvulos no tienen la suficiente calidad como para poder gestar.
  • La donación de óvulos es anónima y voluntaria. Gracias a tu solidaridad, son muchas las parejas las que podrán cumplir su sueño de ser padres. No tienes por qué preocuparte. Todo el proceso de donación es anónimo, tal como lo establece la ley, por eso en ningún momento la receptora de los ovocitos puede conocer la identidad de la donante, ni la donante la de la receptora.

Qué dice la ley

La legislación española establece que la donación de óvulos debe ser anónima, de manera que la receptora de ovocitos no puede conocer la identidad de la donante, ni la donante conocer la de la receptora. La legislación española establece que no puede existir ningún vínculo entre la donante y la receptora, de forma que la donación es totalmente anónima y confidencial. Además, la donante siempre permanecerá en el anonimato. Realizada la primera visita al centro, recibirá información detallada de todo el proceso de donación y firmará un documento de consentimiento.

Como has podido comprobar todo ha evolucionado desde hace 40 años y ahora mismo, la fecundación in vitro se ha convertido en todo un ejemplo de evolución.