La presencia en Internet

La presencia en Internet

¿Quién no tiene una página web empresarial si tiene un negocio? Es que hasta la carnicería de mi barrio ha creado una web donde cuelga las ofertas de la semana y las promociones para que los vecinos nos enteremos de todo lo que tienen sin tener que acudir al establecimiento. Creo que hoy en día es impensable que alguien pueda prescindir de una web si quiere tener éxito en sus negocios y, sin embargo, yo conozco a más de uno que se empeña en resistirse.

Algunos piensan que es demasiado caro, otros que no sabrán manejarse para actualizar la página y otros que no les va a aportar más beneficios de los que ya tienen. Bueno, pues para los primeros y los segundos os traigo Novored.com, una empresa que diseña y desarrolla la web, vende los dominios, los sube a los hosting, realiza el mantenimiento e incluso te lleva el posicionamiento de la web en caso de necesitarlo. Ahora bien, para los que tienen la tercera idea preconcebida en su cabeza lo único que puedo hacer es decirles lo siguiente: si tu negocio funciona sólo con las ventas o la contratación de servicios que consigues en tu establecimiento físico, imagínate los beneficios que obtendrías si vendieras, además, por Internet.

Obviamente todo esto es relativo, porque no es lo mismo tener una panadería que una tienda online,  ni es lo mismo ser fontanero que informático, pero es raro el negocio al que no le beneficia tener presencia en Internet.

La moda está a la vanguardia del ecommerce en España, los usuarios contratan cada vez más ciertos servicios por Internet y menos por teléfono o físicamente, la venta de telefonía móvil a través de plataformas como Amazon se ha disparado en 2016 y podría seguir diciendo sectores en los que la venta online es la apuesta más segura.

shutterstock_225141286reducida

A la cola de Europa

Sin embargo, un tercio de las pymes españolas aún no tiene presencia en Internet. Según una encuesta realizada los comerciantes españoles aseguran que se sienten poco preparados para vender a través de las plataformas online. Es más, según esta misma encuesta de eBay, somos uno de los países de la Unión Europea que más pymes tenemos en el anonimato de mundo cibernético.

Sin embargo, también es verdad, que según este sondeo, el 48% de los gerentes de pymes españolas reconoce que es fundamental la transformación digital pero aún no terminan de animarse.

Los problemas que identifican las pymes españolas para vender online están en la logística para la entrega de productos (se refiere a este problema un 19,5% de los encuestados), la necesidad de invertir (lo apunta un 14,5%) o la dificultad para realizar la atención al cliente (señala este aspecto un 13,8%). Entre las que ya han dado el salto de vender a través de la red, la inmensa mayoría lo ha hecho a través de una tienda digital propia (el 81,6%), mientras que el 18,1% ha optado por utilizar las redes sociales y el 12,6% ha abierto espacios en webs de compraventa como eBay. Este bajo porcentaje contrasta con que el 48% afirma que el espacio más sencillo para empezar son las webs marketplace.