La panadería y bollería españolas continúan mejorando sus registros y sus volúmenes de trabajo

La panadería y bollería españolas continúan mejorando sus registros y sus volúmenes de trabajo

Son muchos los negocios de la alimentación que operan en el interior de nuestras fronteras. Los españoles y las españolas le tenemos un gran aprecio a todo lo que tiene que ver con ella y es evidente que ponemos todo el empeño en cuidarla. Y es que no cabe la menor duda de que este asunto es vital para que todos y nuestras respectivas familias tengamos una manera ideal de conseguir una salud realmente sólida y una calidad de vida que sea mucho mejor de la que ya podemos tener en la actualidad.

Uno de los alimentos que solemos tener más en cuenta para cuidar de nuestra alimentación no es otro que el de la panadería o la bollería. Se trata de una cuestión que también tiene mucho que ver con nuestra felicidad. La gente valora en muy buena medida lo que tiene que ver con estos productos. Y es que no cabe la menor duda de que este tipo de productos son de los más indicados para arrancar el día con la fuerza y la energía que se necesita para tratar de que nuestro día sea lo más productivo posible.

El sector de la panadería y la bollería se encuentra en un momento de crecimiento en el interior de nuestras fronteras. Lo cierto es que, según una noticia que fue publicada en el portal web Food Retail, las panaderías o las pastelerías facturó un montante de 14’5 millones de euros más en 2017. La verdad es que no está nada mal. La salida de la crisis y la originalidad que caracteriza a este sector han sido dos de las cuestiones que han permitido esta mejora, una mejora que, desde luego, ha permitido que el sector haya posicionado de una manera mucho más eficiente su imagen.

Otra noticia, que en este caso fue publicada en el diario Expansión, informaba de alguna de las cifras que caracterizaron al sector del pan durante el año 2018. En cuanto al número de fabricantes de pan, hay un total de 10.500 fabricantes. En cuanto a las cifras de empleo, son más de 96.000 los trabajadores que operan en este sector. Los puntos de venta, por otra parte, para este tipo de productos son un total de 150.000. En total, fueron 1’58 millones de toneladas en lo que respecta a este sector.

Nos encontramos en un momento en el que las panaderías o las bollerías tienen mejor imagen que nunca. Se trata de un negocio que ha ganado muchos enteros en los últimos tiempos y que siguen creciendo todavía a día de hoy. Los profesionales de una entidad como Cool Bakery, una entidad especializada en productos de panadería, nos han comentado que son cada vez más las familias que confían en sus servicios y que han reforzado de esta manera la confianza que tienen en los productos de panadería y bollería, algo en lo que en España somos bastante buenos y pioneros.

Un sector que triunfa en todas las zonas

Si hay una cuestión que de verdad merece la pena destacar en lo que tiene que ver con el sector de la panadería y la bollería españolas, esa es la de que su producción y venta triunfa en toda España. Y es que un buen bollo es apreciado en Sevilla y en La Coruña. También en Murcia y en Bilbao. En ciudades, en definitiva, que no tienen absolutamente nada que ver las unas con las otras. Y eso dice mucho de un sector que nunca ha presumido pero que tiene mucho de lo que presumir.

Seguro que muchos y muchas de vosotras habéis acudido a alguna bollería y algún restaurante especializado en este tipo de productos por cada una de las ciudades que habéis visitado en el interior de nuestras fronteras. ¿Y a que os ha resultado una experiencia de lo más gratificante? No hay que esconder lo que es obvio: y es que en España disponemos de una de las mejores bollerías de todo el mundo. Es algo de lo que nos tenemos que enorgullecer y que, además, es una fuente de negocio muy importante para todas esas miles de personas que se dedican en cuerpo y alma a esta actividad.

Está claro que vamos a seguir caracterizándonos por cosas como de las que venimos hablando a lo largo de todos estos párrafos. Y es que lo que funciona no hay que tocarlo ni mucho menos. Es algo obvio y que ninguno nos atreveríamos a hacer. Potenciar todavía más este tipo de negocios a través de cuestiones como lo son la publicidad o el marketing digital es una necesidad para conseguir que el volumen de negocio del sector siga creciendo como la espuma. Ese debe ser nuestro gran reto de cara a los próximos años. Pongámonos a trabajar en ello.