La confianza, antesala de la rentabilidad en el sector dental

La confianza, antesala de la rentabilidad en el sector dental

Hay determinados productos o servicios que, aunque sean considerados como necesarios, no tienen por qué ser demandados en masa por la población por una cantidad muy amplia de razones. La necesidad de un determinado grupo de población no siempre es la mejor arma para defender la rentabilidad de un negocio, así que no conviene centrarnos demasiado en eso y apostar por el hecho de que ese producto o servicio que vendemos cumple con una serie de requisitos y permite obtener un abanico de beneficios a todos aquellos que lo adquieren y contratan.

En los párrafos que siguen, os vamos a hablar de esta situación extrapolada al negocio de las clínicas dentales. España ha sido, tradicionalmente, un país con muchos problemas de índole dental entre su población y la verdad es que no cabe la menor duda de que eso no ha conducido a la gente al dentista si no tenía la confianza necesaria para hacerlo. El sector dental debe tener bien claro que conseguir esa confianza debe ser lo primordial y que, para hacerlo, tiene que mejorar de manera constante sus servicios. De lo contrario, no todo el mundo se mostrará interesado en acudir a sus clínicas.

Veamos, para continuar, cuáles son los cinco principales problemas dentales que asolan a los españoles en los tiempos en los que nos movemos. Esta clasificación la realiza el portal web del diario La Tribuna del País Vasco:

  • La caries es la reina de este ránking y se manifiesta en todo tipo de bocas.
  • La gingivitis, el sangrado de encías, es la segunda clasificada y, en determinados casos, es más notoria que la propia caries.
  • El bruxismo, el tercer clasificado, está relacionado directamente con los momentos de más estrés a los que estamos sometidos los seres humanos.
  • La periodontitis, cuarta, es la consecuencia de no haber tratado una gingivitis.
  • La halitosis o mal aliento, que cierra este top 5, es quizá el más desagradable para las personas que nos rodean.

¿Cómo es posible que, con tantos problemas, los españoles y las españolas no nos planteemos mucho antes el acudir al dentista? Una noticia que fue publicada en el portal web de EFE Salud informaba de que ese motivo no es otro que el precio, que es uno de los factores que más suele tener en cuenta la gente a la hora de comprar o pedir un servicio. Con esta información tienen que jugar las clínicas dentales para actuar en consecuencia y mantener vivos sus negocios.

Hay todo un debate abierto en torno a lo que es más importante para que una clínica dental triunfe y sea rentable. El precio de sus servicios, muy al contrario de lo que suele pensar la mayoría de la gente, no es lo más importante. Según nos han comentado los especialistas de la Clínica Dental Galván Lobo, la clave es la confianza que las personas depositen en ella. Cuando existe confianza en la clínica X, hay rentabilidad incluso aunque los precios sean más elevados que en la clínica Y.

¿Hay una mayor confianza en el sector dental español?

La recta final de este artículo está dedicada a saber si, en efecto, esa confianza se está fraguando entre las personas que necesitan acudir a cualquier clínica dental para resolver un problema o prevenirlo. Nuestra opinión es que sí, que esa confianza está aumentando pero que lo está haciendo poco a poco. Como en todo en esta vida, confiar en alguien requiere que esa persona o entidad no nos haya fallado en un periodo por lo general largo de tiempo. Exactamente igual que ocurre cuando hablamos de asuntos como la amistad o el amor.

En estos momentos, son muchas las personas que están en proceso de obtener esa confianza con su dentista. Hay mucha gente que no ha acudido al dentista en años, principalmente a causa de que la crisis económica de 2008 hizo mella en su economía familiar o personal, y ahora es el momento en el que toca ir, poco a poco, cuidando de nuestra salud y viendo y analizando las diferentes posibilidades que tenemos para ello, que, por cierto, no son reducidas en el interior de nuestras fronteras.

Estamos convencidos de que, en España, más y más gente acudirá a las clínicas dentales para resolver esos problemas bucales que tantos quebraderos de cabeza le dan. Este tipo de negocios, no obstante, tienen que trabajar en la consecución de valores que permitan ganarse el respeto, el cariño y la confianza de la gente para ser rentables. Sin ellos, es evidente que sería completamente imposible que su vida se pueda alargar demasiado en el tiempo. Conseguir esos valores es, desde luego, algo que vale mucho más que el dinero. Esos son los aspectos que nos van a permitir, de hecho, ganar dinero.