El mejor negocio, que te gestionen tu apartamento

El mejor negocio, que te gestionen tu apartamento

No siempre hay que trabajar para lograr dinero. Me explico. Son muchas las personas cuyo oficio es gestionar su patrimonio. Si tiene un par de apartamentos, se dedica a alquilarlo para poder sacar unos ingresos. Si tiene tierras o varias cocheras pues las gestiona para poder sacar rentabilizar. Ahora bien, si tienes un empleo es muy complicado poder compaginar los dos aspectos. De ahí que lo mejor es que se confía en una empresa de gestión de alquiler porque te vas a quitar muchos quebraderos de cabeza.

No en vano, el alquiler se ha convertido en los últimos años en mucho más que un régimen de acceso a la vivienda. Representa uno de los negocios más jugosos del momento. Sólo en su vertiente tradicional (para residencia habitual) arroja una rentabilidad muy superior a la que ofrece la mayoría de productos financieros. Hasta un 4,6% de beneficio da el alquiler, según el Banco de España.

Estos son algunos de los beneficios que puedes tener al dejarlo todo en manos de una empresa de alquiler. Es el caso de Room to Rent que pone las cosas muy fáciles. Te ayuda a que tu apartamento sea más atractivo, esté mejor posicionado y te de los mayores beneficios posibles, porque son expertos en la gestión de apartamentos turísticos, alquiler por temporadas y alquiler compartido, y saben cómo actuar, en cada momento, para que consigas la máxima rentabilidad con todas las garantías.

Una de sus ventajas es que dispone de Wifi para todas las reservas que se realicen a través de su página. Hoy en día es de vital importancia el estar conectado y por eso te dan la mejor solución.

Menos comisión

Esta empresa solo te cobra desde un 20% en base a los alquileres que realizas. Si no hay alquiler, no habrá gasto. Además sus gastos de gestión de apartamentos turísticos son de los más bajos del mercado. Y todo ello con cero preocupaciones, ya que un agente se encargará en todo momento de gestionar tu reserva y de atender a tus huéspedes desde que llegan hasta que se marchan. De esta manera, te olvidarás de problemas, gestión de llaves, incluso de tener que limpiar el apartamento.

Seguridad de cobro

Uno de los aspectos más importantes es la de saber si te pagarán a final de mes. Pues con estos profesionales no tendrás que preocuparte por los impagos, como expertos en gestión de apartamentos turísticos se ocupan de que todas las reservas se abonen antes de ocuparlos. Cualquier desperfecto que se pudiese ocasionar queda cubierto por los seguros de los portales de alquiler. Además, tienen la posibilidad de bloquear las fechas si necesitas disponer de tu apartamento.

Hay más beneficios como la posibilidad de llegar a un mayor número de personas, tu público será más amplio. Aumentarás tus ingresos gracias a la mejora en la ocupación y los servicios añadidos que aporta pertenecer a una empresa de gestión. Se van asegurar de que todos los huéspedes sean de total confianza, velando en todo momento por el estado de tu apartamento.

De esta manera, tu apartamento será uno de los más apetecibles en la web. Una empresa de estas características convertirá tu vivienda en la más atractiva de todos los portales de alquiler vacacional. Cuentan con un servicio de puesta a punto y con un gran equipo de interioristas.

Si tienes un problema contarás siempre con un agente al que poder acudir. Hay que intentar que durante tu estancia sea completa y que nada amargue tus vacaciones. Alquilar con este tipo de empresas tiene las ventajas de que te hacen sentir como en un hotel con la comodidad de estar como en casa. La intimidad, la tranquilidad y la comodidad de un hogar, con los beneficios de un hotel.

Como puedes ver, la gestión de un apartamento no es algo que se pueda dejar a la ligera. Tienes que saber que el arrendador puede beneficiarse de la reducción del 60% de los rendimientos obtenidos por alquilar su casa a una empresa. Es decir, la norma sólo exige que el destino del inmueble arrendado sea el de vivienda, sin especificar quién puede ser el arrendatario, ni, por tanto, si es persona física o jurídica.