Mouronte Automóviles, una solución para los clientes

Existen empresas que realmente buscan no solo dedicarse a una parte del sector. En el caso de la empresa lucense Mouronte Automóviles, es una empresa con dilatada experiencia que desde 1.997 se dedica no solo al servicio de alquiler de coches, también al de la venta de vehículos usados.  Vamos a analizar sus dos vías de negocio:

Servicio de alquiler

En este caso, se dedican al alquiler de vehículo sin conductor, tanto a corto como a largo plazo, desde un único día a 60 meses. Desde que comenzaron su historia empresarial, siempre se han dedicado a la sustitución de vehículos, donde han tenido acuerdo con concesionarios, firmas de seguros o talleres. Lo que se hace es prestar un coche a un precio asequible mientras al cliente le reparan el suyo.

El buen hacer y su trabajo han hecho que fueran adaptando y ampliando su empresa a la demanda que cada día aumentaba. En la actualidad, cuentan con una gran gama de vehículos, tanto en turismos de lujo como en vehículos comerciales, que pueden ser furgonetas de carga y pasajeros de hasta 9 plazas.

Este tipo de servicio como es de imaginar funciona muy bien y facilita bastante la vida a unos clientes que necesitan imperiosamente unos vehículos para un determinado periodo. Si a estas necesidades le sumamos que dan al cliente un trato personalizado y con seriedad, es de explicar el éxito de este tipo de servicio.

Es importante saber que el servicio en el cuál se alquila un vehículo a largo plazo, es una opción bastante interesante dirigida a empresas, autónomos y como no, a algunos particulares. Ellos se encargan del mantenimiento, seguro, averías, impuestos e incluso del vehículo sustituto en caso de que te falle por cuotas mensuales asequibles. En el futuro quieren aumentar su gama de vehículos, donde han puesto el ojo en los vehículos profesionales, desde furgones hasta camiones.

Servicio de venta de automóviles

Mouronte también ha tocado un nicho de mercado tan común como el del vehículo usado. Primero lo que hicieron fue hacer el pertinente estudio de mercado, donde vieron las necesidades que tenían los clientes que buscan un coche usado. Este análisis hizo que se dieran cuenta que las personas que compran este tipo de vehículos, necesitan que el vendedor o empresa les de seriedad, seguridad y aporte transparencia y una garantía, siendo base fundamental de la empresa desde que comience su actividad.

Para lograr que el cliente confíe en ellos, han intentado mejorar la relación calidad precio, donde ponen en venta vehículos de calidad que pueden suponer un ahorro para el cliente del orden del 30 al 60% con respecto al valor que tenían de nuevos.

Como en el caso del servicio de alquiler, también quieren ampliar la venta a vehículos profesionales, desde comerciales ligeros hasta camiones de hasta 3.500 kg, dirigiéndose fundamentalmente a empresas y autónomos.

En el mundo del automóvil, tanto en el alquiler como en la venta de vehículos usados, es fundamental apostar por las mejores marcas y que los modelos estén bien tratados, lo que termina siendo para el negocio y para los clientes una garantía de satisfacción.