Los servicios de taller, mejor de confianza

Los servicios de taller, mejor de confianza

Actualmente los servicios de calidad son lo más demandado. El precio sigue siendo un factor importante, pero cuando dejamos nuestro coche, lo que queremos es que el servicio sea óptimo. Un ejemplo de este tipo de taller lo encontramos en Talleres Paiz, llevan más de cuarenta años de experiencia.

Para cuidar un coche lo que se busca es un taller de mecánica que ofrezca un trato personalizado tanto en la reparación como a la hora de mantener el vehículo. Desde 2017 prestan su servicio como taller para BMW y MINI en Granada.

El tener tanta experiencia ha terminado siendo su mejor carta de satisfacción. Pero no todo es experiencia para garantizar el éxito de un taller, también adquiere gran importancia el tener los más avanzados equipos técnicos, que hacen posible que se produzca una gran rapidez en el diagnóstico y solución de los problemas del vehículo. Este tipo de talleres especializados suponen una alternativa de calidad a los talleres oficiales.

Los talleres cada vez están más preparados

La formación de los profesionales es clave y en este sentido en Talleres Paiz se lo toman en serio, pues saben de la importancia que tiene estar a la última en cuanto a los conocimientos que se hacen a nivel de tecnología en el sector. El esfuerzo inversor que realizan en este taller a la hora de comprar maquinaria y medios técnicos, es un requisito fundamental para seguir siendo referencia en su zona.

Utilizar recambios originales es un gran punto a su favor, pero hablaremos de los rangos distintivos que debe tener cualquier taller que se precie:

  • Todo debe estar bien identificado: para ello los talleres tienen que tener la preceptiva placa distintiva en la puerta. En ella están escritas las siglas de la provincia, el número de registro industrial y la actividad que realiza.
  • Limpio y en orden; no está de más hacer un primer análisis del taller en cuestión. Si lo ves ordenado, quizá sea un testimonio de cómo trabajan.
  • Lo mejor es que las cosas estén claras: el sitio debe ser transparente y sin secretismos. Así se va a poder ver las instalaciones y obtener así información sobre la avería y la reparación de ésta por parte de algún mecánico, no debiendo ser ningún problema.
  • Inspección a la hora de ver el coche: es recomendable que se anoten los desperfectos que tenga el coche, destacable a la hora de reclamar en caso de que el vehículo no salga en el mismo buen estado que entró.
  • El resguardo: no suele ser habitual, pero debes saber que los talleres tienen obligación de entregarte un resguardo de depósito que tendrías que presentar a la hora de recoger el vehículo. No hablamos de un trámite sin sentido. Puede pasarte que te roben el coche mientras es arreglado ¿cómo podrías reclamarlo?
  • El presupuesto, algo fundamental: antes de que empiecen a arreglar tu coche, tienes que pasar un presupuesto por escrito que deberás aceptar. En caso de que no lo quieras, tienes que firmar una hoja de reparación donde ponga escrito a mano “renuncio al presupuesto” y que es válido por 12 días.
  • Daños ocultos: tienes un plazo de 48 horas para informarte de las averías o defectos ocultos que es posible que aparezcan cuando se produzca la reparación, además del importe que habría que pagar por arreglarlos. Solo podrán comenzar con tu des la orden.
  • Las piezas son de tu propiedad: un buen taller deberá entregarte las piezas que ya no valgan puesto que son tuyas. Otra cosa es que realmente vayas a quererlas.
  • Factura clara: en la factura deben venir, entre otra serie de datos, las operaciones y los gastos, así como las piezas que han sido sustituidas y las horas de trabajo, donde vengan todos los importes desglosados. Igualmente podrán cobrarte los gastos de estancia por el depósito del vehículo en cuanto se haya elaborado el presupuesto o la reparación y tú no recoges el coche.
  • Garantía de reparación: hay que recordar que las reparaciones cuentan con garantía. Suelen ser de 3 meses o 2000 kilómetros por lo general, contando desde la fecha en que retiraras el vehículo. Todo ello a no ser que pactes una garantía superior.

Como ves, talleres hay muchos, pero no todos tienen la fiabilidad y confianza que puede dar un buen taller con profesionales experimentados.