Por qué invertir en Denia si queremos una casa en la playa

Los bancos están de nuevo empezando a conceder créditos a las familias para que vuelvan a poder acceder al mercado de la vivienda, algo que es prácticamente imposible sin un préstamo, ya que tener ahorrada una cantidad como la del precio de un piso es algo reservado para pocos bolsillos. No obstante, viendo que el valor de la vivienda está subiendo de nuevo, muchos inversores se plantean la opción de pedir una hipoteca y hacerse con una segunda casa, una vez asegurada la primera vivienda. Hoy vamos a argumentaros por qué Denia es el lugar perfecto si os estáis planteando una adquisición de este tipo. Además, es sencillo comprar incluso sin ser de esta localidad, ya que inmobiliarias de la zona especializadas en residencias de verano, como es el caso de Inmoden, nos lo ponen muy fácil.

Según los últimos estudios, el precio de la vivienda de segunda mano en España creció un 8,24 por ciento durante el primer semestre del año 2017 respecto al mismo periodo de 2016, elevando el precio medio del metro cuadrado de las casas usadas hasta los 1.811 euros. Se trata de cifras que están lejos de los 3.500 euros en los que se llegó a situar el mismo metro cuadrado en 2007, cuando llegó la crisis, pero indican que los precios están volviendo a un momento de alza, de ahí que haya que apurar la compra si estamos pensando en ella para que esta no encarezca más. De hecho, este es el sexto semestre consecutivo de subida de precios y los aumentos son similares a las del semestre anterior (7,37 por ciento), con lo que parece que este ciclo de crecimiento ha llegado a su momento más álgido.

Los informes también explican que el perfil del comprador que se decanta en esta época por hacerse con vivienda es el del inversor. Hasta el 28,74 por ciento del total de las compraventas realizadas se hicieron como inversión, un porcentaje claramente al alza también, ya que los inversores siguen encontrando buenas oportunidades en el mercado inmobiliario, así como una alta rentabilidad al poner la vivienda en alquiler.

Lo bueno de hacer este tipo de inversión es un lugar de playa es que la rentabilidad que podemos obtener por los inmuebles es mucho mayor si cabe. En las zonas costeras hay que tener en cuenta que los precios han bajado en gran medida. Es comprensible que las familias que tenían aquí una casa decidieron prescindir de ella en época de escasez de ingresos antes que de su primera vivienda, llegando a extremas de ventas por los suelos para poder obtener liquidez. Y como la recuperación no hay llegado ni mucho menos a todos los bolsillos, el mercado se ha quedado bastante estancado y los precios no se han recuperado especialmente, algo que con el tiempo terminará por suceder.

Mientras, si compramos en la playa nos estaremos asegurando un lugar de vacaciones para nosotros y nuestra familia, pero también un inmueble que podemos alquilar el resto de los días del año (a excepción de las personas jubiladas, pocos trabajadores pueden disfrutar de más de un mes de vacaciones) a un mejor precio que en la ciudad y que sería posible vender en caso de que precisásemos de liquidez, ya que como hemos visto, la tendencia es el alza de los precios, así que nunca perderíamos lo invertido.

Para asegurarnos esto último, lo mejor es invertir en localidades que nunca pasan de moda, como es el caso de Denia. Una ciudad de vacaciones para toda la familia que destaca por su buena temperatura, la tranquilidad, sus playas excepcionales y una fantástica comunicación con grandes ciudades como Madrid.

Comprar a través de una inmobiliaria

Como os decíamos antes, lo mejor a la hora de comprar en una localidad donde no conocemos es dejándonos apoyar en empresas que sí saben cómo está el mercado y que tienen un amplio dominio de la zona. En este sentido, para comprar en la zona del Mediterráneo, especialmente en Denia, Inmoden es una gran opción.

Inmoden es especialista en la venta de pisos en Denia como objetivo último, abarcando todos los aspectos que esto conlleva. Fundada en 1985, solo el trabajo constante y responsable les ha permitido llegar hasta hoy como una de las primeras inmobiliarias en la provincia de Alicante. En esta inmobiliaria en Denia forman un equipo de profesionales cuya motivación es la de ofrecer el servicio más completo en la gestión inmobiliaria, para que la adquisición de un inmueble sea un proceso fácil, transparente y cómodo, algo que conviene si tratados de adquirir la propiedad desde otra localidad.

Aquí se encargan de la venta tanto promociones de obra nueva como viviendas de segunda mano en Denia, y cuentan también con una amplia cartera de venta de pisos provenientes de la banca.