Innovar siendo una pyme es posible

Innovar siendo una pyme es posible

En una cena tras una reunión de negocios, escuché una afirmación que me llamó mucho la atención. Uno de los socios de la empresa con la que estamos intentando cerrar unos acuerdos, comentaba que muchas empresas se encuentran en una situación que no saben como interpretar, ya que están empezando a ver que todos los esfuerzos que se realizan consiguen resultados de una manera o de la otra.

Esta afirmación me resulta muy interesante, y voy a analizarla para llegar a la conclusión de que innovar es posible en el momento actual. Pues bien, al principio de la crisis cuando el emprendimiento adquirió unos niveles de fama mayúsculos, el mercado estaba echo añicos por la crisis, y hubo que reinterpretarlo para poder conocer cuáles eran las nuevas necesidades de los consumidores.

Actualmente, el mercado se ha establecido, y esto se demuestra con que la crisis ha acabado, y el paradigma de la incertidumbre ha quedado en suspenso dando lugar a una situación de estabilidad temporal, que es permeable ante los movimientos bruscos del mercado, cosa inevitable.

A día de hoy, las empresas que han sobrevivido a la crisis han cogido mucha experiencia en los sectores correspondientes. Y esto es una gran base para dar un paso adelante y buscar en qué áreas cabe lugar a la innovación de los procesos o productos con los que se trabaja habitualmente.

En el artículo de hoy vamos a tratar sobre los pasos en los que las empresas deben de apoyarse para innovar con éxito. Aquí la premisa es no tener miedo a lanzarse a nuevos proyectos, ya que probablemente es una situación diferente pero con muchas similitudes a cualquier inicio de un proyecto novedoso.

En qué debes fijarte para innovar

Escuchar y observar a los clientes es el primer paso para innovar. Los propios clientes serán los que te indiquen qué tipo de innovación es la que necesita tu empresa. Así, es esencial que escuches sus demandas y pienses en sus problemas y necesidades. Gracias a la observación y a la escucha, podrás analizar cómo puedes generar nuevos productos y servicios o mejorar los que ya ofreces a los consumidores. Las encuestas online o en persona y los focus group te pueden ayudar a saber qué piensan tus clientes.

Observa a la competencia y a otros sectores. También queremos recomendarte que observes a la competencia, lo que te servirá para implementar en tu negocio nuevas técnicas o métodos ya existentes en tu sector. De esta manera, no te quedarás atrás. Por supuesto, también deberás observar a otros sectores, lo que te permitirá implementar prácticas de innovación llevadas a cabo por otras empresas y ser pionero en tu sector.

Es fundamental que no tengas miedo al cambio ni al error. Es más, es importante que promuevas una cultura de innovación dentro de la empresa, motivando a los empleados a aportar iniciativas que modifiquen los procesos en la organización. Además, es importante que tengas en cuenta que saber aprovechar los fallos es una de las claves del éxito.

También es necesario que cada cierto tiempo cuestiones siempre lo que haces y cómo lo haces, ya que en muchas ocasiones hacemos las cosas de una manera determinada porque siempre se ha hecho así, mientras que realizando algunos cambios se puede lograr una mejora competitiva. Para ello programa un espacio de tiempo a lo largo de la semana en el que puedas dedicarte exclusivamente a la planificación de la innovación, así como al hecho de innovar en sí.

El objetivo que tienes que tener siempre en mente es siempre ofrecer un valor añadido a los productos que vayas a desarrollar, de manera que sean mejores que los de la competencia. De hecho, ofrecer servicios adicionales es una forma excelente de diferenciarse. La clave está en que se trate de servicios no utilizados o poco comunes en tu sector.

En el mercado encontramos muchos ejemplos de empresas que a través de la innovación han conseguido evolucionar y conseguir más clientes, o incluso internacionalizarse. Es el caso de Reboca, una empresa fundada en 1981 dedicada principalmente a la recuperación y reciclado de materiales de plástico, que tras un tiempo diversificó su gama de productos, introduciéndose y estableciéndose únicamente en el mercado de la tubería y accesorios de riego por goteo. En este sector han conseguido desarrollar un sistema propio dedicado a las instalaciones hidrosanitarias.