Consejos para impulsar tu marca en Internet

Una tienda online puede producir muchos beneficios, ya que la idea es sencilla. Pero colgar tus productos en una página web a precios menores que en los comercios de a pie no te asegura nada, ya que la competencia que hay en el eCommerce es implacable. Y por muy buena que sea tu marca, no vas a poder competir con aquellos que se mueven mejor que tú.

El primer paso para poder darle valor a tu marca es darle la importancia que se merece. Y eso se consigue dando información detallada sobre ella. Pongamos un ejemplo, los abogados son famosos por especializarse en un campo del Derecho en concreto, si a la hora de promocionarse no indica ese campo de especialización, nadie va a saber que es un experto en la materia, ergo perderá clientes.

Por eso es muy importante disponer de un espacio en Internet donde promocionarte sin complejos ni límites. Para ello es importante contar con una empresa especialista en soluciones globales de Internet, como es el caso de Telémaco, que ofrece servicios durante todo el ciclo de creación de una web, desde su desarrollo, al alojamiento y a la promoción de la misma.

Se puede pensar que si una marca no tiene un buen desempeño en el mercado se puede sustituir, pero esto no es cierto. Es mejor invertir en nuevas líneas de producto o submarcas que crear marcas de cero. Y no solo por las inversiones económicas que se tienen que hacer, sino porque perderás a clientes fidelizados, que son una base muy importante del negocio.

Con el fin de aclarar un poco esta idea, hoy vamos a dar unas líneas de actuación para impulsar la marca. Hablaremos de la creación de las líneas de productos, la relación calidad-precio, las maneras de vender a través de varios canales, y la importancia de vender a un precio justo. Yodo está listo, así que empecemos.

Las líneas de actuación para darle un empujón a tu marca

Contar con líneas de productos o servicios nuevos no solo ofrece mayor variedad a tu carta de productos o servicios.  Es una posibilidad para reinvertirse y llevar a cabo mejoras sustanciales en tus productos respecto a los competidores. Con ello conseguirás que tu marca se identifique con un producto o servicio mejor que el de la competencia. No hace falta crear productos o servicios nuevos, mejorar los ya existentes puede generar sus frutos mientras aportes mayor competitividad

Solo hay una oportunidad para causar bien impresión, y en Internet la relación calidad-precio te permite dar una primera impresión que te lleve a vender o a ser una empresa de segunda. Examinar a la competencia para detectar tus puntos fuertes, destacarlos y ofrecer precios competitivos hará que tu marca destaque por ser competitiva.

Esto se realiza ofreciendo tus productos o servicios a través de varios canales de venta. Fíjate en las grandes superficies, venden tanto en tiendas físicas como online, pero no venden en Marketplace como Amazon o eBay. El desafío no es crear una marca que sea asequible y aceptada, sino conseguir que el público vea que te publicitas a través de varios canales sin dañar tu imagen.

Por último vamos a hablar del precio justo, a que si una línea de productos no se diferencian a las de otras empresas no hay riesgo al reducir precios, pues la percepción de productos de calidad media o asequibles tienen pocas posibilidades de disminuir su imagen. Pero los productos y servicios premium son una prueba de la calidad y diferenciación, por eso dar con el precio adecuado es importante para atraer clientes.

En conclusión, una marca es un inmovilizado inmaterial que no es estático, sino dinámico. Tiene que adaptarse a los cambios del mercado y a las necesidades. Esto nos permitirá dar un paso y posicionarte cómo una marca de referencia en el mercado.