Cómo identificar y eliminar una plaga

Cómo identificar y eliminar una plaga

Vivas en la ciudad o en un pueblo no te salvas de tener en tu casa esos pequeños insectos o animales que se reproducen como bacterias y que crean problemas de salubridad. Hablamos de las plagas, una situación nada deseable para ninguna persona que tenga una casa o una oficina, ya que eliminarlas es bastante difícil.

Ser conscientes que en cualquier caso puedes tener una plaga es necesario, ya que existen situaciones que no controlas, ya que son responsabilidad de los demás. En muchas ocasiones te encuentra que en tu casa tienes una plaga porque el vecino de arriba no ha cuidado las condiciones de salubridad, y si que podrás reclamar gastos y quizá al seguro, pero hay que estar tranquilo y no dejar que te hierva la sangre.

Una vez que estamos tranquilos tenemos que eliminar las plagas, y para ello hay que realizar un plan de ataque, ya que de otra manera estaremos poniendo esfuerzos de manera dispersa sin conseguir un resultado realmente eficaz. Para En el artículo de hoy vamos a hablar sobre este plan que hay que seguir, ya que te daremos los pasos para eliminar las plagas.

En cualquier caso hay que ser consciente de que existen insectos, animales y plantas que pueden estar protegidos. Tener en cuenta que no es lo mismo una plaga de ratones que una plaga de abejas. Las abejas están en peligro de extinción, y lanzarnos a exterminar una colmena no solo supondrá un ataque contra el medio ambiente, sino que también te quitará un importante beneficio, ya que las colmenas con la abeja reina son bastante caras.

Pasos que seguir para eliminar las plagas

En primer lugar, hay que Identificar el factor problema. Como toda situación en la vida, para acabar con un problema, debemos saber cuál es el agente que lo causa. Para ello lo que tenemos que hacer es observar que hay en el espacio donde está la plaga, ya que habrá elementos que estén causando infecciones, y es importante corregir lo que esté causando la plaga.

En segundo lugar, deberemos establecer el objetivo general. Comienza desde el mismo momento en el que descubrimos la presencia de la plaga o los síntomas de una enfermedad. El objetivo del plan de acción va en función a controlar el problema bajo el ambiente en el cual se presenta. Importante resulta enmarcar el objetivo general en un rango tiempo determinado.

El siguiente paso será definir las metas. También hay quienes le llaman objetivos específicos. En mi caso prefiero llamarlos “metas” porque a casi todos nos gusta alcanzar metas y resulta más atractivo para quienes manejan un cultivo en el campo. En este caso, van en función a lograr lo que ya hemos establecido en el objetivo general. Para tener el éxito deseado, es recomendable que todas las metas abarquen los diferentes ámbitos que podrían estar propiciando el problema. Para cumplir las metas se requieren acciones.

Para conseguir el paso anterior deberemos definir y establecer las acciones para el logro de las metas. Deben ser acciones concretas, y su ejecución debe ser factible en la práctica real. Las acciones deben estar preferiblemente secuenciadas, enumeradas y puntuales. La ejecución de estas actividades constituye el alma del plan de acción, y debe ser conocida por todos y cada uno de los trabajadores y trabajadoras involucrados en la unidad de producción.

En tercer lugar, deberemos de contar con indicadores. Los indicadores son parámetros a través de los cuales podemos medir si las acciones se han llevado a cabo satisfactoriamente y si han sido satisfactorias o exitosas en el control de la plaga o la enfermedad. Algunos indicadores son cualitativos mientras otros pueden ser cuantitativos.

Por último, es necesario supervisar. En todo plan de acción es importante hacer supervisión para garantizar que las labores se estén llevando a cabo. El no cumplimiento de alguna de las acciones establecidas puede acarrear la intensificación o el resurgimiento de la enfermedad una vez controlada, por lo que el manejo de los indicadores es importante para en todo caso saber dónde corregir el plan de acción.

Como podemos observar, realizar por nosotros mismos un plan de este calado es algo realmente complejo, por ello en situaciones en la s que las plagas están descontroladas, es necesario acudir a profesionales como Controlplag, una empresa de control de plagas en Almería que desde 1994 trabaja en el sector del control de plagas con seriedad, eficacia y puntualidad.