Un buen sistema de alarmas para evitar los robos en comercios

Son tiempos difíciles, de eso no hay duda, pero eso no justifica el ataque indiscriminado de robos que vienen sufriendo varias comunidades españolas. Así nos lo confirman cientos de ciudadanos que están hartos de que cada día entren en alguna casa a robar o ataquen algún comercio.

A diario se presentan multitud de denuncias frente a la Guardia Civil y la policía local, pero en algunas comunidades la situación ha llegado al límite y los vecinos amenazan con emprender medidas para reclamar acciones de carácter urgente por parte de la administración pública.

Amelia tiene un comercio de ropa y en lo que va de año ya le han robado dos veces, y nos confiesa que esta situación le está generando un estado de ansiedad que ha tenido que solicitar ayuda psicológica y medicación, ya que toda su familia depende de su trabajo y tal y como estás las cosas este año, que no se vende nada, como para que aun encima te roben.

Así que decidió instalar un sistema de alarmas contra robo, y le recomendaron a Rielec, empresa especializada en automatización industrial y en la instalación eléctrica de alarmas de empresa y comercios contra robo e incendio, protegido con detectores de humo, fuego y monóxido de carbono. Rielec pone al servicio de sus clientes toda su experiencia en el diseño y desarrollo de soluciones industriales en el área de la automatización, ya sea una actualización, un proceso ya existente, o porque este proceso en sí, necesita ser modificado, o bien porque la tecnología empleada ha quedado obsoleta. Trabajan siempre con las mejores marcas del mercado y cuentan con el mejor equipo profesional, plenamente cualificado para estudiar cada caso concreto y proponer la mejor solución.

El aumento del número de robos en las ciudades españolas

El elevado número de robos que sufren los comercios, viviendas y establecimientos de hostelería de toda España, está alcanzando índices preocupantes, y es que en algunas comunidades, los robos se repiten casi a diario.

Por ello varias comunidades,  ante esta situación de impotencia, exigen a sus ayuntamientos correspondientes la puesta en marcha de una plan de acción que ofrezca soluciones eficaces y rápidas, a fin de paralizar la oleada de robos que vienen sufriendo en lo que va de año. De entrada se demanda una mayor presencia policial.

Los vecinos aseguran que se trata de auténticas mafias formadas por jóvenes muy violentos, y que aunque la policía ha detenido a alguno de ellos, los sueltan rápidamente, y rápidamente vuelven a robar. Y así está el patio…

Según han denunciado algunos comerciantes y particulares, se han llegado a encontrar sus propios objetos robados en algunos de los mercadillos callejeros que tanta tradición tienen en nuestro país. Y no es de extrañar que estén hasta las mismísimas narices de que les tomen el pelo y encima en su propia cara. Hay quienes han prometido tomarse la justicia por su mano en caso de encontrarse con alguno de esos delincuentes, cosa bastante poco recomendable, ya que suelen pertenecer a bandas organizadas muy peligrosas.