Arte Estética, el Arte de Aumentar tu Autoestima

Arte Estética, el Arte de Aumentar tu Autoestima

Nadie duda que la autoestima es un valor que debemos trabajarnos cada día y que es el resultado de un trabajo interior.

Ahora bien, hay determinadas acciones que pueden ayudarnos a aumentar nuestra autoestima.

Hay quienes, erróneamente consideran que la autoestima no depende de nuestra imagen exterior. Si bien, es cierto que la belleza es una cuestión subjetiva el hecho de cuidarnos y sentirnos guapos es fundamental para nuestra autoestima.

Se trata de gustarnos como somos, pero eso no quita que nos cuidemos y que hagamos algo respecto a los kilos de más o a las arrugas y manchas de nuestra piel.

Debemos de saber envejecer, pero esto no está reñido con saber envejecer y envejecer bien. Nada tendrá que ver el aspecto de dos mujeres de 50 años cuando una se cuida y la otra no, ya que la segunda aparentará mucha más edad y, aunque el envejecimiento en sí no es el problema el hecho de descuidar su aspecto sí y también refleja cómo se siente.

Al fin y al cabo, la belleza es una cuestión de actitud, y la actitud de cuidarse se reflejará en muchos y pequeños detalles.

Es por ello que, en la actualidad con las novedosas técnicas aplicadas por centros especializados en medicina estética, sacar partido de estos tratamientos para estar estupendos es, cuanto menos, una estupenda forma de aumentar nuestra autoestima al elegir cuidarnos.

Entre los diferentes centros, la innovación en los tratamientos de Arte Estética, es un claro ejemplo de compromiso con esta forma de entender la belleza como una forma de aumentar la autoestima y el bienestar de las personas.

Innovación en los Tratamientos para la Celulitis y las Estrías

Son muchas las mujeres que le tienen declarada la guerra a la celulitis, y es que esta es muy habitual en prácticamente todas las mujeres.

A veces, la única forma de evitar y prevenirla es, precisamente, a través de tratamientos efectivos como el propuesto por Arte Estética con la aplicación de la carboxiterapia.

Se trata de una técnica que aplica dióxido de carbono por vía subcutánea mediante pequeñas infiltraciones. De esta manera, da lugar a que el CO2 active la circulación y favorezca la creación de colágeno y elastina. Se reestablece así la microcirculación, aumentando la cantidad de flujo sanguíneo, con lo que se estimula la oxidación de los ácidos grasos y reducir, de este modo, la celulitis y la flacidez de la piel.

De esta manera, el dióxido de carbono ayuda en la microcirculación y la estimulación en la formación de nuevo colágeno. Es por ello, que también tiene aplicaciones en la mejora de la estética del rostro y del cuerpo.

Entre sus efectos combate la flacidez de la piel, problemas como las varices y la celulitis, pasando por la eliminación de cúmulos de grasa resistente como es la piel de naranja.

Las múltiples aplicaciones de esta técnica para mejorar la belleza y salud de nuestra piel van desde la celulitis y grasa localizada, hasta el tratamiento de arrugas y flacidez facial, las estrías, ojeras, tratamiento de acné o hasta la caída del cabello que también tiene un importante componente dermatológico.

Por otra parte, la carboxiterapia es un método no invasivo que puede incrementar sus beneficios en las zonas de tratadas al hacerlo con Presoterapia o LPG, con lo que se amplía la distribución del dióxido de carbono por los tejidos.

Si a este tratamiento se añade la dieta y rutinas de ejercicio adecuadas conseguiremos eliminar la grasa indeseada, así como la celulitis.